domingo 08 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Opinión

¡Un 18 diferente!


 Por La Tribuna

Cristobal Urruticoechea

Las Fiestas Patrias ya se encuentran a la vuelta de la esquina y el orgullo de ser chileno se manifiesta más fuerte que nunca. Sin embargo, no tenemos que dejar que la chicha y las empanadas nos hagan olvidar las verdaderas razones de esta celebración, ni tampoco desvíen nuestra atención de las problemáticas que podemos observar fácilmente, incluso en este ambiente de exaltación nacional.

Cuando los padres de la Patria convocaron la Primera Junta Nacional de Gobierno, sentaron las bases de la conciencia de nuestros derechos fundamentales como chilenos y del deber también de reclamarlos como ciudadanos.

Uno de ellos es justamente el derecho al descanso. Luego de dedicar casi la totalidad del año a la vida laboral, es imperioso que los civiles tengan claro que las Fiestas Patrias están hechas para ellos, para el disfrute con la familia y los amigos.

Sin embargo, hay veces en que el dinero puede llegar a ser un impedimento para celebrar como corresponde, razón por la cual celebro la aprobación en el Parlamento del proyecto de resolución que busca liberar a los aguinaldos del pago de impuesto. Ahora, la última palabra para que este dinero en un 100% sea para los trabajadores, la tiene el Presidente Sebastián Piñera.

No obstante, aún existen cosas que, como chilenos, estamos olvidando. Nuestro patriotismo también debe verse reflejado en nuestro agradecimiento a Carabineros de Chile, cuya labor durante este periodo es más necesaria que nunca para mantener el orden y la seguridad en las calles de nuestro país.

Más allá de la visión que tengamos de sus funcionarios, algunos vinculados en delitos de corrupción, se trata de una de las instituciones aún más confiables de Chile, y merecen nuestro respecto y gratitud. Son ciudadanos que entregan su esfuerzo y vocación por construir una mejor patria, y son parte de nuestra historia republicana.

No podemos olvidar al Ejército, otra de las organizaciones más presentes y estratégicas en nuestra existencia como país: el Ejército, que también cumple 209 años de vida forjando valientes y orgullosas generaciones de soldados comprometidos con la defensa, la paz, el bienestar de la patria y genuino espíritu de nacionalidad.

En ese sentido, estas festividades deben ser también un momento de reflexión sobre todo lo que hemos avanzando y de cómo encontrarnos como nación en nuestras igualdades. Este 18 es para todos y todos queremos celebrar, por eso, honremos a nuestros Carabineros, al Ejército y el trabajo que están realizando.

Sobre todo, respetemos nuestro deber cívico de festejar de forma responsable. Cuidemos a nuestros niños y menores. Enseñémosles que se puede homenajear a la Patria de manera sana y sin consecuencias que después tengamos que lamentar.

Finalmente, y hablando de conciencia, sabemos que las celebraciones se realizan en un contexto muy diferente a años anteriores. El cambio climático ha hecho sentir sus consecuencias con más ahínco que nunca en Chile, con la sequía azotando a gran parte de la zona central.

Por lo mismo, este 18 de septiembre no puede ser igual que los anteriores. Que el fuego del asado no se quede prendido más tiempo del necesario, que la basura que generemos la depositemos en algún punto limpio o simplemente no la dejemos tirada en el piso de las fondas. Pequeñas acciones como estas lograrán que festejemos con menos residuos y más solidaridad hacia nuestra tierra.

Considerando todo lo anterior, ¡vivan los chilenos, angelinos y habitantes de la maravillosa provincia de Biobío! 

Cristóbal Urruticoechea

Diputado RN por el distrito 21 de Los Ángeles

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes