sábado 24 de agosto, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Opinión

Vacaciones de invierno, tiempo de juegos, sopaipillas y cotidiáfonos


 Por La Tribuna

Eliana Ortega

Despedimos las vacaciones de invierno, días en que precisamente nos damos cuenta de esa necesidad biológica de acción e interacción de nuestros hijos, necesidad la cual nos obliga a desplegar todo nuestro apoyo e ingenio, para poder convertir un lluvioso día de invierno, en un día entretenido y de grandes aprendizajes.

Los niños son constructores en esencia y esto se relaciona con su inagotable capacidad creadora. Por eso pueden convertirse en princesas, magos, superhéroes y también construir castillos, naves espaciales, unicornios y ¡cotidiáfonos!

Pero ¿qué son los cotidiáfonos?

Son instrumentos sonoros realizados con objetos y materiales de uso cotidiano, como latas, lanas, bombillas, chapas, botones, tarros o envases de plástico, etcétera. Su construcción es sencilla y sus beneficios muy variados. 

Numerosos estudios confirman, que la música tiene un efecto positivo en el desarrollo cognitivo y emocional de los niños, ya que a través de ella encuentran una forma especial de expresar sus emociones y sentimientos y les ayuda, tanto a desarrollar la imaginación y la creatividad, como también a mejorar el desarrollo afectivo, la coordinación motora. Pero lo más importantes es que lo convierte en un ¡gran músico! Aunque sea por una tarde de invierno.

¿Cómo construir un cotidiáfono? Si la memoria falla, aquí van algunas ideas:

Mirlitón: Es un instrumento que deforma la voz. Sólo se necesita un tubo de cartón, un trozo de papel de seda y unos elásticos para sujetar. Ponemos los labios en la abertura y cuanto más agudo sea el sonido que emitamos, más vibrará el papel y deformará la voz, tal como una trompetilla.

Flauta de Pajitas: Utilizaremos bombillas de bebidas (de preferencia gruesas). También tijeras, una cinta métrica y cinta adhesiva. Luego en escala (y a la cantidad de bombillas que queramos), tomamos una bombilla y a la siguiente le cortamos 1,5 o 2cms. Una vez cortadas todas, las colocamos de mayor a menor y las unimos con cinta adhesiva en la parte superior. Se debe dejar al menos dos dedos de distancia de la punta de las bombillas, a donde pongas la cinta de unión.

Eliana Ortega Veloso

Jefa carrera Técnico Educación Parvularia

Santo Tomás Los Ángeles


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes