sábado 19 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Opinión

La eterna amenaza del populismo


 Por La Tribuna

Rocio Burgos

Desde el siglo pasado que en el mundo y en América Latina en específico se ha utilizado esta poderosa y a la vez peligrosa arma denominada populismo para llegar al poder en los países democráticos en donde líderes carismáticos abusan de su buena oratoria e influencia para captar los votos de los ciudadanos, quienes en un gran número de casos son atrapados por los discursos de los populistas, cayendo en el juego por su ignorancia, bajo nivel educacional o estrategia emocional empleada por estos personajes; con lo anterior no pretendo culpar ni mirar en menos a quienes son adherentes a las ideas de los populistas, por el contrario, pretendo visibilizar que ellos son víctimas de este discurso que tanto daño le ha hecho a las democracias, por ejemplo, en los casos de países sudamericanos con los populismos de izquierda, los que tuvieron los resultados que ya conocemos. Considerando lo anterior, también hay que tomar en cuenta que el populismo se da en la derecha y el ejemplo más claro actualmente es el de Bolsonaro en Brasil, quien logró llegar al poder gracias a su discurso dirigido a las masas, apelando a su emotividad y pareciendo dejar en un segundo plano sus ideas extremistas (en la mente de los electores)  que significan un retroceso para los tiempos actuales. El descontento de la población con la política en general da espacio para que personajes de esta índole tengan cabida para creerse “salvadores” y hacérselo sentir a los electores con su discurso, pretendiendo abrumar a la comunidad ante la presencia de peligros inminentes que debieran ser eliminado con medidas radicales, muchas veces promovidos con “fake news”; para evitar que se repitan en Chile casos como el de Bolsonaro y Lula en Brasil tenemos que saber identificar a estos líderes populistas y no caer en su juego político, sobre todo si son figuras extremistas que utilizan discursos de odio y discriminación disfrazado de sentido común.

Estoy segura que la política de los acuerdos y la sensatez de avanzar hacia un mejor futuro con trabajo serio y comprometido en el presente es fundamental para que el populismo no entre al poder en países que pretenden desarrollarse de verdad, como el nuestro, donde ya se ha comprobado que esto es posible, como por ejemplo el acuerdo nacional por la infancia. Todo esto se puede realizar, sin extremismos ni mentiras.

Rocío Burgos Hernández.

Estudiante de Administración Pública y Ciencias Políticas, Universidad de Concepción                                                                                       

Militante de Evópoli

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes