martes 15 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Opinión

Valores: una meta común


 Por La Tribuna

Natalia Guede

Hoy en día la educación presenta un sinfín de complicaciones para el grupo familiar y las instituciones educativas, dado que un 23% de los estudiantes afirman que han vivido algún episodio de violencia escolar.

El bullying y el mal uso de la tecnología conllevan al individualismo, conformismo y deshumanización; situaciones complejas que radican principalmente en la carencia de valores en niños y jóvenes, y que como sociedad hemos olvidado formar y reforzar en nuevas generaciones.  

Camps (1996), afirmaba que la carencia valórica de la sociedad surge porque nos ha consumido la practicidad y el individualismo, y los jóvenes han comenzado a repetir patrones de sus referentes, donde tener un buen pasar es el único objetivo.

Si bien, el grupo familiar debiese entregar valores que logren formar a una persona íntegra, el problema se presenta en el cómo lograr este objetivo tan amplio e importante, considerando el poco tiempo que nos dejan nuestras obligaciones diarias.

Entonces, ¿cómo formamos valores en niños y jóvenes?, al intentar dar respuesta, pienso en el rol de la educación formal, esa educación que va más allá de la simple transmisión de conocimientos, si no también, en aquella que estimula actitudes, aprendizajes y capacidades que favorecen un desarrollo integral en niños y jóvenes.

Carreras (2006), afirma que los valores pueden ser aprendidos y enseñados, experimentándolos transversalmente en las áreas del conocimiento, siendo adquiridos por niños y jóvenes, a través del ejemplo y la imitación. Es aquí donde, como adultos y profesionales de la educación, estamos en la obligación de ser referentes para futuras generaciones, aportando a la sociedad desde nuestro actuar, respetando al prójimo en su individualidad, siendo solidarios con quien lo necesita, responsables en nuestras obligaciones y por sobre todo de nuestros actos, para que el día de mañana estas conductas se transmitan a niños y jóvenes, construyendo una sociedad empática e inclusiva.

Natalia Guede Estrada

Directora Centro de Aprendizaje

Santo Tomás Los Ángeles

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes