lunes 23 de septiembre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Opinión

Avanzamos hacia una nueva Ley Antidiscriminación


 Por La Tribuna

francesca parodi

Francesca Parodi Oppliger

Seremi de Gobierno del Biobío

La discriminación, en sus diferentes formas, es un fenómeno que persiste en la sociedad a nivel global. Si bien en nuestro país se han tomado medidas, como campañas de difusión en colegios, es un tema en el que continuamente debemos seguir avanzando.

Fue el año 2013 cuando se realizó la Primera Consulta Ciudadana sobre Discriminación a nivel nacional, cuyos resultados evidenciaron las principales causas por la que los chilenos se han sentido discriminados o por la que han discriminado a otros.

Pero a seis años de esa consulta, es necesario contar con datos actualizados. Es por esto que el Presidente Sebastián Piñera anunció un nuevo proceso participativo que tiene por objetivo perfeccionar la Ley 20.609, más conocida como “Ley Zamudio”, y que estará a cargo del Observatorio de Participación Ciudadana y No Discriminación, perteneciente al Ministerio Secretaría General de Gobierno.

La idea es que los cambios que se puedan introducir a la legislación partan de un diagnóstico certero de lo que ocurre a lo largo de nuestro país. Cabe destacar que el programa de gobierno del Presidente Piñera ya se había comprometido a perfeccionar esta ley y a “elaborar una política nacional antidiscriminación para todos los órganos del Estado”.

Este punto es de suma importancia, ya que los datos de la Primera Consulta demuestran que un 48 % de los habitantes de nuestra región se ha sentido discriminado alguna vez en un servicio público. Pero esta información también nos muestra esta compleja realidad desde el otro lado. Por ejemplo, el 40 % de las personas reconocía haber discriminado a otro por apariencia personal y el 28 % lo ha hecho por razones políticas o religiosas.

De esta forma, es necesario actualizar la información para advertir la evolución de este fenómeno y plasmarlo en una legislación más efectiva y que logre el objetivo de erradicar la discriminación en sus distintos tipos.

Pero la consulta es solo una parte del proceso, ya que la participación también implica diálogos ciudadanos en regiones que recogerán la visión y la experiencia de distintos grupos, para así enriquecer la toma de decisiones. La información que se levante en estos diálogos será recogida por una mesa técnica nacional que se encargará de elaborar el diagnóstico y las propuestas necesarias para el perfeccionamiento de la ley.

El compromiso de nuestro Gobierno es mejorar la calidad de vida de los chilenos, y para eso es crucial promover cambios en nuestra sociedad, sobre todo en temas tan delicados como la tolerancia y la sana convivencia entre nosotros mismos. Esperamos que con la participación de la mayor cantidad de ciudadanos este proceso pueda ser un avance sustantivo en el combate a la discriminación.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes