miércoles 17 de julio, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Opinión

El fútbol y la unidad nacional


 Por La Tribuna

Miguel Abuter, alcalde de Antuco

Desde hace un tiempo, hemos visto como nuestro país se ha ido convirtiendo en una sociedad más individualista, competitiva, y centrada en el logro material.

Nos hemos transformado en una “sociedad de consumo” donde actividades tan humanas como pasar el tiempo con nuestros seres queridos, el contacto con la naturaleza o practicar cualquier pasatiempo son vistos de manera negativa.

El ocio se ha satanizado como una actividad que va en contra de la productividad, por lo tanto es normal sentirnos intranquilos y preocupados, cuando desarrollamos una actividad que tiene por sólo fin hacernos sentir bien.

Pese a ello, todavía existe un elemento de esparcimiento que la “sociedad de consumo” no ha logrado reprimir, muy por el contrario lo ha utilizado como un instrumento de mercadotecnia: el fútbol.

Más allá de los cuestionamientos al excesivo uso del fútbol en la publicidad, quiero quedarme con lo positivo de este espectáculo deportivo, que es ser un catalizador de emociones, y un motivo de encuentro.

Es que en nuestro país históricamente el balompié ha sido excusa de reuniones familiares y de amigos, donde todos nos juntamos en torno a la televisión, alentando como una sola hinchada.

Esta Copa América no es la excepción, por lo tanto nuevamente tenemos este “hermoso pretexto”, que nos hace vibrar en familia y olvidarnos de los problemas.

Es que el fútbol tiene esa capacidad de romper cualquier esquema, convirtiendo –incluso- lugares de trabajo, en improvisadas graderías de hinchas.

Para qué vamos hablar de los logros futbolísticos, a los cuales estamos  -últimamente- más acostumbrados, ya que nos entregan una gran alegría, especialmente, en un país que no está familiarizado con  “ser feliz”.

Estamos llenos de malas jubilaciones, deudas impagas, pobreza y catástrofes, que muchas veces la única alegría de algún compatriota es ver ganar a Chile.

Claramente el fútbol nos reúne y alegra como país, haciéndonos olvidar –momentáneamente- los problemas.

Pero más allá del fútbol, cualquier competencia deportiva tiene esa gran posibilidad. Ya lo vimos con el tenis en su momento. Por lo tanto es deber de la autoridad promover el desarrollo del deporte en todas sus expresiones.

No debiera ningún deportista chileno andar mendigando recursos o haciendo bingos para representar a Chile. Por el contrario, debiera apoyárseles desde sus primeros años, para que cada vez tengamos más “pretextos” para reunirnos.

No lleguemos al 2030 siendo sede del Mundial, mientras hay deportistas que deben batírselas como pueden, sin la unión y el apoyo de todo un país.

Miguel Abuter León

Alcalde de Antuco


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes