lunes 24 de junio, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Opinión

Mártires de Antuco: “héroes de la paz”


 Por La Tribuna

Miguel Abuter, alcalde Antuco

El 18 de mayo del 2005 se produce una de las mayores tragedias en tiempos de paz del Ejército, donde murieron 44 conscriptos y el sargento Luis Monares, tras recibir una orden de sus superiores, el mayor Patricio Cereceda y el comandante Luis Pineda, que los llevó a ejecutar una marcha con menos 35 grados celsius, a más de mil 500 metros sobre el nivel del mar.

Los soldados fueron obligados a marchar, sin la ropa adecuada, cayendo -poco a poco- tras empaparse las vestimentas al cruzar un estero en plena cordillera.

La mayoría de nosotros conoce el triste desenlace, por lo tanto no seguiré relatando sus detalles, es por ello que quiero referirme a la reparación que el Estado les ha estado brindando a las familias y sobrevivientes.

Y mi análisis viene de las últimas palabras expresadas por los familiares, ya que como la mayoría sabrá, cada 18 de mayo se realiza una ceremonia en honor a los mártires a los pies del volcán Antuco.

Como alcalde de la comuna, me ha tocado ya en 3 oportunidades encabezar la conmemoración, donde –por lo general- las autoridades emiten palabras de solidaridad con las familias.

Pero más allá de estos mensajes, quiero referirme al sentimiento que uno percibe en los familiares, donde más allá de las emociones naturales, como el dolor, nostalgia y pena; se siente una gran sensación de injusticia.

Es que –según las familias- el Estado de Chile no ha sido capaz de responder con los compromisos adoptados, dejándolos poco a poco de lado.

También – se han referido- al trato que se les ha brindado a las víctimas olvidadas, es decir, los conscriptos que sobrevivieron, quienes no han sido atendidos, pese a cargar con traumas emocionales al ver a sus compañeros morir en el viento blanco.

Este sentimiento de las familias lo comparte –también-  la mayoría de la comunidad antucana, demostrándolo con una velatón espontánea, cada 18 de mayo, en la calle principal de la comuna, y las villas rurales.

Es que seamos claros, cuando conmemoramos esta tragedia no nos referimos a héroes de una batalla en particular, sino –simplemente- a víctimas de la negligencia de un Estado, que permitió que jovencitos fueran forzados a marchar con viento blanco, sin los implementos necesarios.

Por todo ello, se hace necesario que para el próximo 18 de mayo, cuando se cumplan 15 años de la tragedia, el Estado asuma su responsabilidad, y vayamos cumpliendo con la deuda asumida, para que la ceremonia que vivimos, a los pies del volcán Antuco, no sea más un evento de palabras de buena crianza, sino un verdadero evento de reencuentro y  reparación.

Para que estos “héroes de paz”, que fueron víctimas de una orden irracional, sin criterio y sin corazón;  puedan descansar tranquilos con la certeza de la justicia bien administrada. 

Miguel Abuter León

Alcalde de Antuco


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes