martes 15 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Opinión

El rol de la juventud en política

Francisco Javier Castillo Espinoza, presidente de Juventud Evópoli, región del Biobío


 Por La Tribuna

08-04-2019_00-18-371__franciscocastilloevopoli.jpg

Es muy común encontrar personas debatiendo apasionadamente sobre temas políticos, donde además hoy en día se cree que es imposible abanderarse por algún sector, menos un partido en particular, ya que: 1. ‘’Están todos sucios ‘’ 2. “Son todos ladrones” y 3. “No hacen nada”. He escuchado innumerables veces sobre un cambio, una renovación apuntando hacia nuevas generaciones con vocación política y al servicio de la sociedad civil.

Es un hecho que ya a un año de haberse iniciado el nuevo gobierno, las elecciones municipales se comienzan a robar la atención de los pactos políticos, se vienen pronto y con la ‘’crisis de la clase política‘’ algo hay que hacer ¿o no? Me parece una oportunidad perfecta para un joven en terreno dispuesto a jugársela por su comuna y su gente.

Es de conocimiento público que en la última década ha sido compleja, se han destapado por una parte tremendos casos de corrupción. Caval, Penta, SQM, colusión del papel higiénico, farmacias, además del cuestionamiento de instituciones de gran influencia nacional, como la Iglesia católica, Carabineros de Chile, entre otros.

En esto hay que entender que no se necesita un salvador o salvadora, solo personas capacitadas que se dediquen a hacer bien su pega, ya que no son despreciables las sumas de dinero que se manejan en sus sueldos pagados por todos los chilenos.

Yo creo que Chile necesita, en todas sus elecciones, personas decididas a entregarse para servir, ser mediadores en los conflictos, reales, cercanos con trabajo en terreno y sin tanto “pituto”, personas que busquen “servir y no ser servidos”.

Hoy nace un nuevo tema en la palestra, nuevamente invadiendo nuestros hogares, la famosa “Ley de medidores” impulsada por nuestra ex Presidenta, Michelle Bachelet; muchos son los comentarios que aparecen en las redes sociales, jóvenes empoderados detrás de una pantalla, tratando de buscar culpables y creyendo que van a cambiar las cosas con solo un clic.

Yo siento que podemos cambiar la política formando parte de ella, ya que la única forma de que cambien las cosas es haciendo algo distinto. Sabido es que los cambios profundos de los últimos años en Chile han ocurrido por el movimiento de los jóvenes, que podemos hacer mucho más “donde las papas queman”.

Hace cuatro años decidí dedicarme a conocer en terreno la realidad de mi país, escuchando más que hablando, porque por algo contamos con oídos, boca, manos, pies y muchos medios para comunicarnos, no haciendo solo un clic y con esto me siento muy parte de ella. No tengo “pituto”, ni familia con grandes diputados y senadores.

Desde mayo del 2018 conduzco un grupo de jóvenes en un partido nuevo, que creemos que es posible ese cambio. Dentro de mi vida he participado y conocido realidades muy diversas y es por esta razón que hoy más que nunca me siento preparado para cambiar a Chile desde dentro de la política y no sólo criticando; quiero ser parte de este proceso, por hacer de Los Ángeles una gran ciudad de desarrollo en todo ámbito y hacer de Chile un país más libre, inclusivo, justo y próspero.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes