martes 15 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Opinión

El primer asesor de salud

Paula Molina, química farmacéutica de Farmacias Ahumada


 Por La Tribuna

03-04-2019_21-18-541__sinfoto.jpg

Este 7 de abril se celebra el Día Mundial de la Salud, conmemorando la creación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1948. Gran parte de los gobiernos del mundo lo celebran y han generado compromisos en torno a este ítem. Ampliar la red de salud pública, aumentar la formación de médicos especialistas, o implementar políticas de mayor acceso y beneficios, son algunas de las políticas que Chile ha generado sobre el tema.

No obstante, existe un actor cuya importancia ha pasado más desapercibida y que, sin dudas, representa una labor asistencial crucial para la sociedad. Este profesional es el único que no cobra por responder las consultas sobre síntomas y medicamentos, y se puede encontrar en cada una de las farmacias del país.

Sí, los químicos farmacéuticos hemos sido, por décadas, el primer asesor de salud accesible a la población, el consejero frente a malestares y el educador de cómo seguir un determinado tratamiento.

Incluso, cifras de la misma OMS señalan que las reacciones adversas a medicamentos están entre las 10 principales causas de muerte en el mundo, relevando la importancia del rol de este profesional.

De hecho, en la atención primaria se estima que cerca del 2,5% de las consultas son por este tipo de reacciones entre medicamentos y que el 40% de los pacientes sufre de efectos secundarios por tratamientos indicados.

Por eso, la importancia de este profesional no solo radica en sus amplios conocimientos respecto a los fármacos, las terapias que involucran a los medicamentos, sus usos, su toxicidad, limitaciones y dosis de administración (posología), por ejemplo, sino que, principalmente, en el fácil acceso que toda la población tiene a ellos. Y es nuestra responsabilidad informar y educar a nuestros pacientes sobre estas materias.

Este tipo de atención es una participación que va en directo beneficio de la sociedad, contribuyendo a la calidad de vida de nuestros pacientes a través de la indicación farmacéutica, la dispensación informada y el seguimiento del tratamiento farmacológico. Es así como el rol de este profesional, además de educar, facilitará la obtención de adecuados y más efectivos resultados terapéuticos.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes