suscríbete al boletín diario

Opinión

Confianza en la prevención de incendios forestales

Héctor Jorquera, coordinador de la Red de Prevención.


 Por La Tribuna

14-03-2019_21-09-591__2hectorjorquera.jpg

¿Se puede hacer prevención de incendios forestales en el país más desconfiado de la OCDE? Esta fue una de las preguntas que formulamos cuando decidimos poner en marcha la Red de Prevención Comunitaria. La razón era simple: Chile es el país con la menor tasa de confianza interpersonal y en instituciones de la OCDE. Desde el 2000 descendimos del 22% al 13%, es decir, sólo uno de cada diez chilenos cree en otros. El promedio OCDE es de 59%, llegando los países nórdicos o escandinavos hasta el 90%.

La confianza permite a las sociedades definir intereses comunes desde sus particularidades, establecer normas para su vida comunitaria y resolver las controversias que ella implica. Las Ciencias Sociales han demostrado que comunidades con mayor grado de confianza, tienen mejor desarrollo económico, niveles de salud y  educación. Es decir, mejor desarrollo humano, si entendemos por éste, una vida longeva, decente y educada.

La prevención como toda actividad humana, se basa en la confianza y su éxito total o relativo, dependerá siempre de ella. Pero ¿en qué confiamos cuando confiamos? La confianza tiene al menos tres dimensiones que podemos observar: sinceridad, competencia y responsabilidad. Decimos que alguien es confiable si, sostiene en público lo que asevera en privado; es capaz de hacer técnicamente lo que compromete o, finalmente, cumple sus promesas en condiciones y plazos establecidos. Al trabajar con cada una de las 310 comunidades asumimos que la desconfianza afloraría en las tres dimensiones. Y así fue. Hipótesis verificada.

A un año de iniciar nuestro trabajo conjunto, se han cumplido el 73% de las medidas comprometidas en los planes preventivos de cada Comité y avanzado en un 94% del total de éstas. Sincerar nuestras desconfianzas, hacer acuerdos y cumplir promesas en los plazos previstos, en cantidad y la calidad comprometidas, ha sido vital para aumentar “las confianzas” entre todos los actores públicos, privados y comunitarios que participan de la prevención de incendios forestales.  La confianza nos ha hecho avanzar juntos y más rápido, para ir más lejos. Así la prevención une a la gente, la gente se une a la prevención.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes