lunes 20 de enero, 2020

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Opinión

La ética en la investigación, una exigencia legal

Pilar Rodríguez Peña, vicepresidenta Comité Ético Científico y académica de Derecho Universidad San Sebastián.


 Por LESLIA JORQUERA

24-01-2019_20-14-441__pilarrodríguezu.sansebastián.jpg

 La labor que la ley y el reglamento le asigna a los CEC es fundamental para determinar el fiel cumplimiento de las pautas internacionales en relación a la ética de la investigación.

La ética de la investigación es la aplicación de principios éticos fundamentales a una variedad de temas que implican la búsqueda científica. Si bien esta disciplina es estudiada internacionalmente desde hace muchos años, codificando pautas éticas desde 1947 a través del famoso Código de Núremberg, en nuestro país solo es un imperativo legal desde el 2006.

Si bien los comités de ética de investigación, denominados “Comités de Evaluación Ético-Científicos” (CEC), surgen con la Norma 57 del Ministerio de Salud en el año 2001, que regula la ejecución de ensayos clínicos que utilizan productos farmacéuticos en seres humanos, es la Ley 20.120 (2006) la que regula de una manera sistemática la investigación en seres humanos. Con su reglamento, esta ley creó los denominados Comités de Ética Científicos (CEC). Su finalidad es proteger la vida de los seres humanos, desde el momento de la concepción, su integridad física y psíquica, así como su diversidad e identidad genética, en relación con la investigación científica biomédica y sus aplicaciones clínicas.

Esta ley define la investigación científica biomédica en seres humanos como: “toda información que implique una intervención física o psíquica o interacción con seres humanos, con el objetivo de mejorar la prevención, diagnóstico, tratamiento, manejo y rehabilitación de la salud de las personas o de incrementar el conocimiento biológico del ser humano”. Este ley debe concordarse con otros cuerpos legales que también regulan la investigación en sus distintos aspectos, tales como la ley 19.628, sobre protección de datos de carácter personal, la ley 19.966 que establece las garantías explicitas en Salud, la ley 20.584 que regula los derechos y deberes que las personas tienen en relación con acciones vinculadas a su atención en salud y la ley 20.850, que crea un sistema de protección financiera para diagnósticos y tratamientos de alto costo, entre otras.

La labor que la ley y el reglamento le asigna a los CEC es fundamental para determinar el fiel cumplimiento de las pautas internacionales en relación a la ética de la investigación, como el cumplimiento de la normativa interna. 

Si la Bioética busca resguardar el derecho a la identidad y privacidad del hombre frente al progreso por él mismo logrado,  esta normativa también busca otorgar un marco de conductas que concilie el derecho con la investigación y la libertad que una sociedad moderna debe garantizar,  con la autonomía y conocimientos de cada persona sobre los actos que sobre ellas se ejercen y la seguridad de que la investigación científica será esencialmente benéfica para el hombre.

En ese orden de cosas, es fundamental dar a conocer estas normas y la importancia de su aplicación. Es deber de las instituciones que realizan investigación difundir los requerimientos éticos, para que formemos profesionales que vengan impregnados de estos parámetros que nuestra sociedad necesita para un avance científico valioso, equitativo, proporcionado y respetuoso de la autonomía y dignidad de todos los sujetos.

 

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes