suscríbete al boletín diario

Opinión

Liceos comunales

Mario Ríos Santander  


 Por La Tribuna

08-01-2019_21-41-521__mariorios.jpg

¿Y sabrán los alumnos de esos liceos municipales que no fueron bien preparados? Es usual que se dé como respuesta la “vulnerabilidad de los jóvenes”.

En la totalidad de los países desarrollados, la educación pre escolar, básica y media, está bajo el alero de las municipalidades. Tales corporaciones, tienen la magnífica responsabilidad de ser ellos y no otros, los autores del destino de los jóvenes que estudian en sus parvularios, escuela y liceos. Este hecho, de trascendencia superior, es a su vez, la herramienta de mayor descentralización que existe en nuestras disposiciones legales. En suma, nada es más importante que la educación, como nada es más importante para el vecino, su municipalidad y en ella, el Concejo, personero ejecutivo, alcalde y normativos, concejales. El concejo en los hechos, es la más alta autoridad de la comuna, el alcalde a su vez, es la más alta autoridad municipal.

En el ámbito social, todos los sistemas tienen una estructura que está perfectamente en armonía con dos cuestiones básicas: Las políticas que se han dictado para el sector y dos, su administración armónica nacional. En educación, se inicia en la vereda del frente del hogar del educando, de su barrio, su pueblo, ciudad, su familia, todo ello porque hay una entidad, municipio, que cuida de su realización familiar, vecinal. En ella se inserta la educación, aquí o en cualquier país del mundo. Ello no puede ser de otra forma, porque los educadores, principalmente y la familia en el apoyo que corresponde, sumado a la calidad del entorno en que se desarrolla esta responsabilidad social, hay un organismo, dotado de potestades, recursos y autoridad que, si cumple bien sus responsabilidades, habrá construido un joven preparado, para los pasos educativos que continúan. En esa instancia, se juega lo principal de la vida del joven: el cumplimiento de su voluntad, asunto este que conlleva sueños y esperanzas que harán feliz o amargado para siempre a aquel que quiso ser más, pero quienes le dieron su educación, fracasaron en la prueba principal. Y esa es la PSU.

Observado en cada comuna el establecimiento municipal del más alto puntaje en la PSU, concluimos que hay tres comunas con algún éxito: Los Ángeles, Liceo A 59, con un promedio de 558,1 puntos, le sigue el Liceo Politécnico de Laja con 492,4 puntos para culminar con el Liceo Municipal de Río Claro en Yumbel, con 487,2 puntos. Luego viene el resto, con puntajes menores. Pero como destacamos los tres primeros, lamentablemente señalamos los tres peores liceos municipales: en Tucapel, el Liceo de Huépil con 428,3 puntos de promedio, le sigue, entre los negativos, el Liceo Cardenal Samoré de Santa Bárbara, con 417 puntos y más atrás, el Liceo de Ralco, con escasos 357 puntos de promedio. ¿Estarán informados los miembros de estos concejos del fracaso de su educación? Sí, porque estar a la cola del ranking provincial es un fracaso. ¿Y sabrán los alumnos de esos liceos municipales que no fueron bien preparados? Es usual que se dé como respuesta la “vulnerabilidad de los jóvenes”. ¿Es que también se ha fracasado en los programas sociales que dieron origen a tales estudiantes?. ¿Qué opinan los profesores, los inspectores generales que son el nexo del colegio, la comunidad y la familia?. O es mejor no hablar? Entiendo que es duro lo que expresamos, pero eso es más dramático cuando tales resultados echaron por tierra sueños y esperanzas, la manifestación de la voluntad. ¿Qué hacer? Pienso que los concejos están remecidos por su derrota, han perdido una generación, seguramente, la que viene, será distinta. ¿Qué harán? Será muy interesante saberlo.

      

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes