lunes 17 de junio, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Destacados

¿Y qué pensará la CAM con esto de las migraciones?

Mario Ríos Santander  


 Por LESLIA JORQUERA

31-12-2018_13-58-471__mariorios.jpg

Porque la manifestada lucha territorial, es absoluta y plena en el ámbito indígena, mapuche y lafquenche principalmente y no hemos oído declaración alguna, referida a recepcionar migrantes. 

Habrán tenido problemas los haitianos en las comunidades de La Araucanía? No tengo información. Pero, esto que pareciera una ironía, no es así. El asunto migratorio, compromete a todos los habitantes de la tierra. La única diferencia en las comunidades mapuches, es que la tierra, es sólo para ellos y no pueden tener otro uso que no sea el que ellos dispongan, sin “injerencia alguna de persona o autoridad externa”. Por lo tanto, la ONU, tampoco. Chile ha recibido  un millón  doscientos mil migrantes, repartidos por todo el territorio nacional. ¿Cuántos estarán asentados en las comunidades indígenas? Misterio. Por lo demás, Bolivia, no vi ningún  emigrante. Consulté. No tenían respuesta, imaginan que las comunidades indígenas bolivianas, no están ni estarán dispuestas a recibir migrantes. Tal afirmación se sustentaba en que, “cualquier persona que no sea de la comunidad, solo podrá permanecer en ella. Si la comunidad lo autoriza, deberá informar sus intenciones, adquisición de tierra u otro bien, todo autorizado por la comunidad”. Así lo establecen innumerables normas legales altiplánicas y les ha ido bien, hay que reconocerlo, por tanto, no hay motivo alguno para cambiar y en este caso recibir emigrantes. En Chile es parecido, solo que las comunidades bolivianas, alcanzan departamentos (regiones),  completas y en nuestro país, el área es más pequeña. No lo aseguro, me quedó la idea de que migrantes, no.

Y debe ser así, porque la manifestada lucha territorial, es absoluta y plena en el ámbito indígena, mapuche y lafquenche principalmente y no hemos oído declaración alguna, referida a recepcionar migrantes. No, eso no. ¿Y está bien que sea así?

El primer acto de la “institucionalidad nativa”, sobre una materia poco estudiada entre las comunidades indígenas, ocurrió en 1543, los lonkos, Michimalonko, Apoquindo, Butacura, Lampa, Melipilla y otros, influenciados por un lonko poco conocido, y menos estudiado en profundidad, el lonko Teno, llegan a una suerte de acuerdo con Valdivia en que, a viva voz, el lonko Michimalonko, dice al español, que “la guerra que con él tenían y el con ellos, tuviese fin…”. Tal acto, eliminó de raíz la historia en Curicó y zona central en general, creándose las condiciones, para aceptar a este “migrante” cristiano, acogerlo y vivir en paz. El resultado es conocido. En el valle central, se modela la “Raza chilena”. Los españoles no traían mujeres, eran sólo soldados y se relacionan con la mujer picunche con tal ánimo que “Franscisco de Aguirre, oficial principal de Valdivia, a su muerte deja un legado a su 56 hijos reconocidos“, (Encina, “Historia General de Chile”).

La suma de picunches y españoles, dan vida a uno de los territorios más ricos del mundo, el Valle Central. La paz, impulsada por Teno y otros lonkos es de tal trascendencia, que sus descendiente, con rasgos propios de la etnia “Che”, confundidos con aquellos otros llegados de la península ibérica, terminan siendo los primeros chilenos, étnicamente definidos, cuya formación es a partir de 1543, es decir, en 25 años más, se habrá completado medio milenio de este proceso. Mientras tanto, otro lonko, Colo Colo, lograba reunir a otras comunidades, que años después se harían llamar mapuches, para otros fines, la guerra. Guerra eterna, en que la República ha fracasado dejando mal a la Nación. ¿Acogerán emigrantes ahora que la ONU lo está exigiendo?. Misterio


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes