suscríbete al boletín diario

Opinión

Consumo inteligente de energía

Gerardo Godoy Labrín, presidente Comisión Eficiencia Energética Cámara Chilena de la Construcción Los Ángeles.


 Por La Tribuna

21-12-2018_21-15-221__gerardogodoywebsoaleslia.jpg

 En Suecia la energía renovable representa más del 50% del uso total de energía, lo que significa que ya han alcanzado la meta climática establecida por la Unión Europea.

Sin electricidad la ciudad se detendría. Esto, porque nuestra dependencia ha ido en aumento, lo que seguirá impactando negativamente en el medio ambiente, a menos que logremos satisfacer nuestras necesidades energéticas utilizando fuentes renovables.

En Suecia la energía renovable representa más del 50% del uso total de energía, lo que significa que ya han alcanzado la meta climática establecida por la Unión Europea. Pero en lugar de conformarse con esta meta alcanzada, Suecia se ha propuesto el objetivo de alcanzar el 100% de uso de energía provenga de fuentes renovables no convencionales, para lo cual se requieren esfuerzos en distintas áreas y cambio de hábitos, además de conocimientos e incentivos.

Un buen ejemplo es la experiencia generada en la zona Royal Seaport del puerto de Estocolmo, donde 150 familias viven en apartamentos con control total sobre su consumo de energía. Los residentes pueden monitorear en tiempo real el consumo de energía, costo e impacto climático de sus hogares a través de una pantalla en el apartamento, o remotamente mediante una aplicación en el teléfono, permitiendo el seguimiento de variables como electricidad, calefacción y uso de agua potable. Entre otras cosas, el sistema permite asegurarse que las luces estén apagadas y que la temperatura se reduzca cuando no hay nadie en casa. El consumo personal de energía había sido invisible hasta ahora, pero iniciativas como ésta crean conciencia sobre su uso y efectos. La iniciativa forma parte de un programa de investigación que examina la manera en que deberían ser diseñados los servicios de energía digital para el hogar, de manera de satisfacer las demandas de un sistema  de energía renovable.

Por estos días, Chile ha sido noticia mundial por su incremento en la generación de energía de fuentes renovables no convencionales completando una producción que representa el 17% del consumo interno, cifra que nos alientan a visualizar, en el mediano plazo, la regulación de su uso doméstico y, por qué no decirlo, a mejorar conductas valoradas sobre la eficiencia energética en la comunidad entera.

Chile es potencialmente rico en recursos energéticos renovables tales como eólicos, hídricos, solar, geotérmico y maremotriz, y esa ventaja debemos aprovecharla.  Es de esperar, en el corto plazo, políticas de Estado claras y precisas al respecto, y también acciones particulares de cada uno de nosotros como mejorar nuestros hábitos y cuidar y optimizar el uso de los recursos de que disponemos, porque todo lo que hagamos hoy en esta materia redundará en un medio ambiente menos contaminado.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes