suscríbete al boletín diario

Opinión

Plan + Energía: viabilidad ambiental y social de proyectos

Mauricio Henríquez, seremi de Energía Región del Biobío.


 Por La Tribuna

14-12-2018_20-39-201__mauriciohenríquez.jpeg

La pregunta es entonces, ¿cómo viabilizar este desarrollo económico con responsabilidad  social, sin dejar de ser factible en todas sus aristas? Es aquí donde el Plan +Energía propuesto por la ministra Susana Jiménez, viene a cumplir un papel relevante.

Es una realidad que el sector de la energía  juega un rol crucial en el desarrollo de nuestro país, porque el crecimiento económico está directamente vinculado con el consumo energético. Evidencia de ello es que durante el 2018 se estima que la inversión sectorial representará el 21% de la inversión anual, equivalente a 3.124 millones de dólares, sólo detrás del sector minero y de obras públicas.

A nivel regional actualmente Biobío tiene 10 centrales de generación en construcción, equivalentes a casi 400 MW de potencia, cuya inversión total representará cerca de 400 millones de dólares, siendo la tercera región más importante en el sector. Es en base a este escenario que los proyectos energéticos cumplen un rol trascendental para el crecimiento local y nacional.

Es por esto que el presidente Sebastián Piñera nos ha pedido encarecidamente que,  “recuperemos la unidad y confianza para volver a generar progreso social y económico, de forma que Chile, hacia el final de nuestro gobierno, duplique su capacidad de crecer, crear empleos, mejorar los salarios y reducir la pobreza”, y que mejor manera de hacerlo que a través del sector energético.

La pregunta es entonces, ¿cómo viabilizar este desarrollo económico con responsabilidad  social, sin dejar de ser factible en todas sus aristas? Es aquí donde el Plan +Energía propuesto por la ministra Susana Jiménez, viene a cumplir un papel relevante, quedando de manifiesto la labor de la autoridad para fortalecer el seguimiento, el apoyo y orientación a los titulares de proyectos.

Mediante esta iniciativa se garantizará el adecuado desarrollo de los proyectos de infraestructura energética antes, durante, y después (o fuera) de su evaluación ambiental, considerando aspectos técnicos, ambientales y sociales. Es en base a estas áreas que implementaremos un modelo de acompañamiento y orientación que posibilite la competitividad.

Para nuestro ministerio es relevante que los proyectos de energía generen valor compartido y asociatividad con las comunidades donde se inserten, velando para que se desarrollen en forma participativa, transparente y con una mirada de largo plazo. Solo así tendremos más y mejor energía, avanzando como nos hemos comprometido, en una modernización del sector con sello ciudadano.

 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes