suscríbete al boletín diario

Opinión

La digitalización: El futuro de la cadena de suministro

Rubén Belluomo, gerente comercial de Infor Cono Sur.


 Por La Tribuna

11-12-2018_20-30-011__rubénbelluomo.jpg

 Unificar los datos en un sólo lugar será el mayor reto para las empresas que busquen aprovechar los beneficios de una cadena de suministro completa de punta a punta.

Durante siglos hemos descifrado la realidad basándonos en tres cosas: observaciones, análisis e ideas. El proceso de recolectar información, identificar patrones y definir teorías; nos da un sentido de cómo funciona el universo, los sistemas vivientes y la psicología humana básica, pero hay cosas que sabemos mejor que otras.

Por ejemplo, es mucho más fácil predecir el comportamiento de partículas subatómicas después de una colisión de protones que el tiempo en Tokyo dentro de un mes. Podemos saber más sobre cómo responden los anticuerpos a los virus, que cómo afectará un cambio de política comercial en los mercados globales. ¿Por qué es esto?

Los patrones climáticos y los mercados globales son ejemplos de cosas muy difíciles de estudiar, ya que existen demasiadas variables que afectan su comportamiento y aislar esas variables resulta aún más difícil, además de que producen efectos complejos. En ese sentido, actualmente las cadenas de suministro globales se han vuelto unas de las entidades más difíciles de manejar.

Las cadenas de suministro globales se ven afectadas por la geografía, la política, el tiempo, la oferta y la demanda, infraestructura, tendencias tecnológicas y gestión. El conocimiento sobre qué pasa en la cadena de suministro y qué hacer en caso de que cambien ciertos factores, es indispensable para lograr las metas, especialmente en un mercado donde la competencia de la cadena se ha vuelto el principal diferenciador. Históricamente, este tipo de conocimiento ha sido muy difícil de tener debido a la complejidad involucrada, sin embargo, esto está por cambiar de forma dramática debido al modelo computacional.

En problemas complejos como la dinámica de la cadena de suministro, es importante resaltar que el proceso de observación, análisis, y teorización no se rompa. Ha sido más difícil ejecutar en este tipo de situaciones que en espacios menos complejos, pero el poder de la computación está finalmente progresando.

Debemos recordar, que la cadena de suministro cuenta con una gran cantidad de variables que deben medirse, por lo que la única manera de manejar toda esta información es digitalizar y almacenarla en una red dinámica de información y desde ahí poder acceder, analizar, compartir y  transmitir los resultados a los distintos participantes al nivel operacional.

Unificar los datos en un sólo lugar será el mayor reto para las empresas que busquen aprovechar los beneficios de una cadena de suministro completa de punta a punta. Éstas contienen muchos sistemas organizacionales y de información diferentes, por lo que estas distinciones crean silos de datos que hacen que la digitalización sea difícil. Sin embargo,  si las empresas realmente desean sobrevivir en un mundo altamente complejo, necesitan empezar el camino hacia la cadena de suministro digital, lo que significa unificar todas las partes de la cadena. En un comienzo puede parecer atemorizante, pero todos los problemas complejos son así, y si logramos digitalizarlo, veremos luego los beneficios.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes