lee nuestra edición impresa

Opinión

Psicomotricidad el movimiento es importante para el aprendizaje

 Cuando nos dirigimos a un alumno o alumna, con el fin de poder lograr un objetivo, tenemos que ser capaces de ir más allá, esto porque debemos ser el complemento para la inclusión e integración en el aula y en su vida personal, que pueda desenvolverse de la mejor manera posible.


 Por La Tribuna

28-11-2018_20-32-281__Ángelomezanueva

Dentro de las ayudas hacia los niños y niñas, existe como herramienta la psicomotricidad, que, en palabras simples, es aprender a través del movimiento, los niños y niñas adquieren conocimientos directos y tangibles, cuando este es significativo para ellos, es decir, que deben entender lo que se les está enseñando, para que sean capaces de poder implementarlo a posterior dentro de sus conocimientos básicos. La adquisición de esta herramienta va muchas veces de la mano con la creatividad, dado a que, en los colegios, no siempre se puede contar con los elementos necesarios para poder realizar un ejercicio, sin embargo, basta con un elemento tan básico como una caja de cartón, para cambiar la iniciativa y brindar una nueva perspectiva a su trabajo. La clave está en ser constante, no caer en lo monótono y ser didáctico para enseñar, empatizar y darle el espacio para que puedan cumplir con su desarrollo. Cuando nos dirigimos a un alumno o alumna, con el fin de poder lograr un objetivo, tenemos que ser capaces de ir más allá, esto porque debemos ser el complemento para la inclusión e integración en el aula y en su vida personal, que pueda desenvolverse de la mejor manera posible, es el desafío constante al que estamos apuntado todos los días. Las investigaciones nos han mostrado que, a lo largo del tiempo, hacer las cosas, deja mejores resultados, si a un alumno le damos un ejercicio que lo entusiasma, pondrá toda su atención y dará lo mejor de sí para poder realizarlo, esto mismo se puede emplear a los aprendizajes en el aula, buscar la motivación, para que la concentración sea un beneficio y que pueda ayudarles con nuevas experiencias y enseñanzas. Aquí es donde la psicomotricidad toma un rol importante, nos desglosa el poder hacer con elementos como la concentración, el desarrollo cognitivo, la resolución de problemas, incluso llevarlo a resolver problemas matemáticos, esto porque podemos asociar a los trabajos físicos también los cognitivos, que en muchas ocasiones se desconoce el enlace entre estos dos elementos. Cuando le cuesta diferenciar su mano izquierda de su mano derecha o bien, le cuesta poder realizar un ejercicio, donde involucra coordinación, se debe entender que también tendrá dificultades para concentrarse y lenguaje. Sabemos que si integramos ambos trabajos, obtendremos un resultado maravilloso. Cabe mencionar, que la psicomotricidad no es un trabajo que adquiere resultados de un día para otro, son procesos, en los cuales se debe ir buscando variantes para poder integrar e incluir a los niños y niñas de la mejor forma posible, porque los objetivos deben ser a largo plazo, hablamos de años, es por eso que no se debe trabajar, pensado en un resultado inmediato, si no en la estabilidad y adquisición constante de conocimientos, para que el aprendizaje sea significativo.

Ángelo Meza Carrasco. Kinesiólogo, colegio Aliwén, Los Ángeles.

                                                              

                                           

Psicomotricidad el movimiento es importante para el aprendizaje

 

*** Cuando nos dirigimos a un alumno o alumna, con el fin de poder lograr un objetivo, tenemos que ser capaces de ir más allá, esto porque debemos ser el complemento para la inclusión e integración en el aula y en su vida personal, que pueda desenvolverse de la mejor manera posible.

 

Dentro de las ayudas hacia los niños y niñas, existe como herramienta la psicomotricidad, que, en palabras simples, es aprender a través del movimiento, los niños y niñas adquieren conocimientos directos y tangibles, cuando este es significativo para ellos, es decir, que deben entender lo que se les está enseñando, para que sean capaces de poder implementarlo a posterior dentro de sus conocimientos básicos. La adquisición de esta herramienta va muchas veces de la mano con la creatividad, dado a que, en los colegios, no siempre se puede contar con los elementos necesarios para poder realizar un ejercicio, sin embargo, basta con un elemento tan básico como una caja de cartón, para cambiar la iniciativa y brindar una nueva perspectiva a su trabajo. La clave está en ser constante, no caer en lo monótono y ser didáctico para enseñar, empatizar y darle el espacio para que puedan cumplir con su desarrollo. Cuando nos dirigimos a un alumno o alumna, con el fin de poder lograr un objetivo, tenemos que ser capaces de ir más allá, esto porque debemos ser el complemento para la inclusión e integración en el aula y en su vida personal, que pueda desenvolverse de la mejor manera posible, es el desafío constante al que estamos apuntado todos los días. Las investigaciones nos han mostrado que, a lo largo del tiempo, hacer las cosas, deja mejores resultados, si a un alumno le damos un ejercicio que lo entusiasma, pondrá toda su atención y dará lo mejor de sí para poder realizarlo, esto mismo se puede emplear a los aprendizajes en el aula, buscar la motivación, para que la concentración sea un beneficio y que pueda ayudarles con nuevas experiencias y enseñanzas. Aquí es donde la psicomotricidad toma un rol importante, nos desglosa el poder hacer con elementos como la concentración, el desarrollo cognitivo, la resolución de problemas, incluso llevarlo a resolver problemas matemáticos, esto porque podemos asociar a los trabajos físicos también los cognitivos, que en muchas ocasiones se desconoce el enlace entre estos dos elementos. Cuando le cuesta diferenciar su mano izquierda de su mano derecha o bien, le cuesta poder realizar un ejercicio, donde involucra coordinación, se debe entender que también tendrá dificultades para concentrarse y lenguaje. Sabemos que si integramos ambos trabajos, obtendremos un resultado maravilloso. Cabe mencionar, que la psicomotricidad no es un trabajo que adquiere resultados de un día para otro, son procesos, en los cuales se debe ir buscando variantes para poder integrar e incluir a los niños y niñas de la mejor forma posible, porque los objetivos deben ser a largo plazo, hablamos de años, es por eso que no se debe trabajar, pensado en un resultado inmediato, si no en la estabilidad y adquisición constante de conocimientos, para que el aprendizaje sea significativo.

Ángelo Meza Carrasco. Kinesiólogo, colegio Aliwén, Los Ángeles.

                                                              

                                           

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes