lunes 14 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Opinión

Inclusión: de la casa al colegio

Ángelo Meza Carrasco, kinesiólogo Colegio Aliwén y Centro Ciremed Los Ángeles. 


 Por LESLIA JORQUERA

10-10-2018_19-45-051__angelomezanueva-1

 Los profesionales que trabajan en esta área, requieren de la colaboración de la familia, haciendo pautas para que puedan realizar. La inclusión es un aporte de todos, el trabajo es multidisciplinario siendo la base el hogar, nuestro entorno y colegio.

 

En nuestra sociedad cada vez tenemos más niños que requieren de ayuda  para el  desarrollo de sus capacidades, haciendo necesario que se utilice herramientas para ello. Es algo habitual, que en la mayoría de las familias, no realizan las actividades que se requieren para este desarrollo, siendo necesario otra instancia para emplear los procesos de adquisición de estos, es aquí donde entran otras instituciones que colaboran, tales como colegios, centros de estimulación, entre otras, estas entidades ayudan a que los niños puedan tener esas herramientas y poder emplearlas en su vida diaria. Si bien es cierto, que los colegios ayudan y favorecen al proceso de formación, también es necesario que en primera instancia la familia sea la que comience y continúe con el proceso. La inclusión nos habla de que debemos entregar las herramientas para que las personas puedan lograr un desarrollo óptimo de acuerdo las capacidades que ellos presentan, es decir, se debe hacer un trabajo diferenciado, personalizado, adjuntando el contenido e integrado a trabajos de colaboración con otros alumnos. Es importante ver a los niños como un todo, la integración parte de la sociabilización, del compartir, somos capaces de obtener desarrollos a medida que nos veamos exigidos, siendo prácticos a la hora poder emplear un objetivo. Para que un niño pueda aprender, debemos transformarnos en uno de ellos, saber cuál es la forma más fácil de adquirir, y buscar las herramientas para que se asocie a los trabajos que se pueda buscar, utilizar juegos y adaptarlos es una de las estrategias con mayor adherencia, al igual que el uso de elementos con diferentes formas, colores y texturas, contribuyen al desarrollo. Ahora también debemos ser capaces de descubrir, esto significa que debemos aprender de los ellos, tienen muy claro lo que quieren y como desean trabajar, por eso se debe buscar desde la raíz, es decir, una motivación y mantenerlo siempre con el mismo entusiasmo, eso hace que tengas que buscar una variedad de actividades para el trascurso de todo el aprendizaje. Debemos ser conscientes de que la primera instancia de todo es la familia, el hogar, es donde los niños se sientes más cómodos, por lo que, darse cuenta de las habilidades y capacidades, debe comenzar aquí, ser abiertos a los nuevos desafíos que implica, los profesionales que trabajan en esta área, requieren de la colaboración de la familia, haciendo pautas para que puedan realizar. La inclusión es un aporte de todos, el trabajo es multidisciplinario siendo la base el hogar, nuestro entorno y colegio.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes