jueves 17 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Opinión

Perdimos una gran oportunidad

Esteban Krause Salazar, alcalde de Los Ángeles.


 Por LESLIA JORQUERA

02-10-2018_20-00-241__estebankrause

 ¿Por qué coartar las posibilidades de que las comunidades puedan tener opinión sobre proyectos ambientales?

 

Cuando las comunidades no tienen derecho a opinar, los proyectos pierden su legitimidad, hoy nos encontramos nuevamente con una situación que lo demuestra, como lo es la oposición del Gobierno de nuestro país, al no firmar el acuerdo de Escazú. Sin duda, es un acuerdo medioambiental ambicioso que en algún momento Chile lideró, pero que finalmente, no firmó.

Escazú es una ciudad de Costa Rica y también es el nombre del pacto medioambiental que 24 países se comprometieron a firmar durante la Asamblea de las Naciones Unidas, desarrollada en New York, la semana pasada.

El acuerdo abordaba tres puntos trascendentes, como el acceso a la justicia, a la información y especialmente la participación pública en las decisiones relacionadas con temas medioambientales, y que formarían parte de nuestras obligaciones como país.

Chile hoy, necesitaba de un acuerdo como Escazú, si miramos a nuestra realidad más inmediata, se nos vienen a la cabeza los casos críticos de Quintero y Puchuncaví, sin embargo todo quedó en suspenso, tras la decisión de la ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, de postergar la participación del país en este importante acuerdo. Fue un mal momento para no firmarlo.

La participación de las comunidades, es fundamental en la toma de decisiones que tienen que ver con temas medioambientales, ante la postura de las industrias, y en cómo las primeras tengan la opción de defenderse, amparados en un apoyo ante cualquier tipo de represalia.

Creo que la no participación de Chile en la firma del acuerdo, en el que también participa Argentina, Brasil, Costa Rica y Venezuela, es un retroceso en lo relacionado en aumentar la protección de nuestro medio ambiente, limitando a los ciudadanos a expresarse, especialmente en grupos de vulnerabilidad o zonas de sacrificio, y en las medidas que busquen apoyar a quienes se sientan vulnerados en sus derechos medio ambientales.

¿Por qué coartar las posibilidades de que las comunidades puedan tener opinión sobre proyectos ambientales? Hoy uno de los grandes problemas socioambientales, es que los ciudadanos no tienen mayor participación en los proyectos.

Perdimos una oportunidad importante, el acuerdo debía firmarse el día 27 de septiembre en la Asamblea General de la ONU, y no lo hicimos.

 

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes