lee nuestro papel digital

Opinión

Plataformas de Financiamiento colaborativo, otra opción para financiar emprendimientos

Gerardo González Rivera, Magíster en Comunicación Creativa, mención Comunicación Estratégica. Jefe de la Unidad de Educación Continua y Transferencia Tecnológica Universidad de Concepción Campus Los Ángeles.


 Por La Tribuna

25-09-2018_19-48-521__gerardogonzalezudec

Hace unos días un amigo me preguntó por opciones de financiamiento para un emprendimiento. Esta es una pregunta que me repiten constantemente las personas que quieren comenzar una idea de negocio, pues conseguir el dinero para emprender es una de las principales dificultades que enfrentan las personas al seguir este camino.

Comúnmente, la primera opción es buscar algún fondo estatal, los famosos “capital semilla”, pero se desconoce que existen muchas instituciones públicas y privadas que apoyan con este tipo de capitales a los emprendedores. Porque el “capital semilla” no es de una institución en particular, sino que es una categoría la cual se define como el “financiamiento inicial para poner en marcha una nueva empresa o impulsar su desarrollo en una etapa tempana” como lo indica el portal entrepreneur.com.

Así, diversas instituciones realizan concursos para otorgar capitales semillas, entre las más conocidas están Sercotec y Corfo, cada una con sus requisitos, plazos y montos. Sin embargo, hay que tener presente que existe una diversidad de otras instituciones tanto públicas como privadas que también cuentan con sus propios capitales semilla. El problema radica en la complejidad de adjudicar un capital, principalmente por el desconocimiento de conceptos de negocios que existe entre muchas personas al emprender. Además, siempre hay muchos postulantes y pocos quienes logran adjudicar.

Por ese motivo, otros prefieren recurrir a sus ahorros o al aporte de familiares y amigos, sin embargo, esta alternativa también presenta dificultades pues la mayoría de las veces no se cuenta con el ahorro necesario para iniciar el negocio.

A estas alternativas tradicionales hay que sumar una que es poco conocida y que merece ser más difundida por las oportunidades que implica, me refiero al financiamiento colaborativo o crowdfunding. Esta es una forma de recaudar dinero a través de donaciones o inversiones realizadas por un gran número de personas que a partir de pequeños aportes individuales logran reunir un gran monto final.

Las opciones de crowdfunding se han multiplicado a través de distintas plataformas en internet que lo promueven, siendo los países desarrollados en donde más ha crecido esta opción. Según un estudio del Banco Central, en 2015, el total de fondos levantados en el mundo por estas plataformas fue de ¡34.400 millones de dólares! Mientras que, en Chile, durante 2016 se logró recaudar la no despreciable suma de 180 millones de dólares.

Podemos ver fácilmente el atractivo de esta opción y el gran potencial de desarrollo que tiene para países como el nuestro, en donde los emprendedores aún tienen dificultad para acceder a la banca tradicional o a los fondos públicos. Por tal motivo es importante entender un poco el funcionamiento de este tipo de plataformas, dado que existen varias opciones.

Hay plataformas de crowdfunding que recaudan donaciones de personas que están dispuestas a aportar sin esperar ninguna retribución a cambio.

También están aquellas que otorgan premios o regalos (reales o simbólicos) a quienes realizan aportes.

Otra opción son las que otorgan préstamos a los emprendedores, cuyos montos se reunieron gracias al aporte de múltiples personas que esperan ganar un interés a cambio de ese préstamo.

Finalmente, están las plataformas que promueven el aporte de capital a los negocios, es decir, los emprendedores están dispuestos a recibir montos de diversos inversionistas, quienes, a cambio, pasan a ser parte de la propiedad de la empresa.

Como puede observarse, opciones hay muchas, lo importante es tener una buena planificación que ordene las necesidades de financiamiento y explorar todas las opciones posibles para diversificar las fuentes por las cuales se obtendrá el dinero para iniciar un negocio.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes