jueves 17 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Opinión

Chile: ¿Camino a una mayor diversificación?

Pablo Catalán M., PhD, Centro de Estudios de Sistemas de Innovación (CIS2) Universidad de Concepción.


 Por LESLIA JORQUERA

17-08-2018_17-28-221__pablocatalán

 Chile en el período de 20 años considerado adquirió mayor relevancia internacional en un mayor número de áreas científicas gracias en gran parte a la labor de nuestros científicos nacionales.

No en pocas oportunidades expertos y hacedores de política abogan por una mayor diversificación de nuestra matriz productiva, vale decir, que nuestro país fuese capaz de desarrollar y comercializar en mercados globales un mayor número de productos asociados a su vez a mayores niveles de complejidad. De esta forma, mejor sería nuestra posición competitiva internacional y mayor el nivel de desarrollo económico y bienestar social.

En forma más reciente, la discusión de política pública a nivel global se ha visto beneficiada por la propuesta de César Hidalgo, académico Chileno del Massachusetts Institute of Technology (MIT), quien ha conceptualizado el desarrollo económico en función de la interrelación entre productos exportados a nivel país. Mediante su representación visual denominada Product Space, Hidalgo proyecta mejores perspectivas de desarrollo para aquellos países ubicados en el centro del espacio en cuestión, muestra de su especialización en productos de mayor complejidad.

Pues bien, en el caso de Chile, su ubicación más en la periferia del Product Space, lo define como una país con tarea pendiente en alcanzar un mayor nivel de complejidad y diversidad en su economía. Sin embargo, un estudio del Centro de Estudios de Sistemas de Innovación (CIS2), presenta información relevante para el caso de nuestro país.

Al calcular índices de diversificación anuales para el período 1994-2014, y estratificar la diversificación en diversificación científica, tecnológica y de producto, Chile presenta un notable avance en su diversificación científica, subiendo treinta y tres lugares en el ranking correspondiente a los países de mayor diversificación a nivel global.

Ello implica que Chile en el período de 20 años considerado adquirió mayor relevancia internacional en un mayor número de áreas científicas gracias en gran parte a la labor de nuestros científicos nacionales. Lamentablemente, tal performance no se replica en términos de diversificación tecnológica, a pesar de una mejora de carácter marginal, ni de producto, donde la excesiva dependencia en industrias basadas en recursos naturales dificulta una mayor diversificación económica.

Aunque falta la verificación causal, no deja de llamar la atención la correlación registrada entre la mejora en diversificación científica y la implementación de política científica y tecnológica de mayor sofisticación a partir de inicios de la década de 1990.

En consideración al bajo financiamiento público que registra hoy nuestro país, vale la pena preguntar, de qué forma mejoraría aún más nuestra diversificación científica y de producto, en caso que la comunidad científica y tecnológica contase con mayores recursos y que su acción encontrase el balance adecuado entre orientaciones al descubrimiento y a la aplicación.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes