martes 10 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Opinión

Gobernadores regionales

Rodrigo Daroch Yáñez, vicepresidente nacional PPD.


 Por LESLIA JORQUERA

16-08-2018_19-01-181__rodrigodaroch

 La gran tarea es cómo aumentar cada vez más el presupuesto de los Gobiernos Regionales, tarea que no sólo debe depender del FNDR o de compensaciones presupuestarias desde Santiago.

El domingo 25 de octubre del año 2020, será una fecha histórica para el país y la región del Biobío, ya que por primera vez en su historia se elegirán los “gobernadores regionales”, quienes tendrán como primera gran tarea remplazar al actual intendente en todas las materias que compete el Gobierno Regional.

Desde la oposición la tarea es no poner la carreta delante de los bueyes, si no primero ordenarse como conglomerado opositor con un nombre y un domicilio político claro, ya sea a través de un pacto sólo electoral o también programático. Dicho eso, tendremos que definir la designación de los 16 candidatos en todo el país, algunos pedirán primarias otros solicitarán acuerdos de omisión o finalmente terminarán en una mixtura dejando a todos los colores conformes con los futuras candidaturas.

Recordemos que según el proyecto de ley, explica que “al gobernador regional le corresponderá la coordinación, supervigilancia y fiscalización de los servicios públicos regionales creados por ley para el cumplimiento de las funciones administrativas que operen en la región. El gobernador regional también tendrá como responsabilidad la creación de políticas, planes, programas y proyectos en materias de desarrollo económico, social y cultural de la región. También deberá elaborar el presupuesto regional y resolver los instrumentos y decisiones de planificación territorial, como los planes reguladores”.

Ante lo mencionado, cabe destacar uno de los hitos importantes de la función será la elaboración y ejecución del presupuesto regional lo que hoy es el FNDR (Fondo Nacional Desarrollo Regional) con el cual se financian todos los proyectos de inversión pública que generan empleo, trabajo y reactivan la economía local, el FNDR es hoy la puerta de salida para los municipios que no cuentan con financiamiento propio para la ejecución de sus obras o que la contingencia los hace priorizar en políticas subsidiarias en vez de infraestructura, ante ello a través del FNDR pueden postular al Gobierno Regional y finalmente así ejecutar sus obras emblemáticas como proyectos de urbanización, agua potable, alcantarillado, Cesfam, escuelas y liceos, estadios, gimnasios, sedes sociales, comunitarias y deportivas, parques, áreas verdes, obras viales, pavimentos, pasarelas, etcétera.

La gran tarea es cómo aumentar cada vez más el presupuesto de los Gobiernos Regionales, tarea que no sólo debe depender del FNDR o de compensaciones presupuestarias desde Santiago. Cabe destacar que del 100% del presupuesto nacional, sólo el 5% está destinado a la distribución a los Gobiernos regionales, es por aquello que se necesita con urgencia una LEY de rentas regionales que implique a las regiones aumentar sus recursos y así según los cálculos pasar de un 5% a un 15% del presupuesto nacional a las regiones, triplicando la inversión con una redestinación de los impuesto, así finalmente quienes tributan en su región vean reflejado en su comuna y su territorio una mayor inversión pública.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes