lunes 14 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Opinión

Las canteras de O’Higgins

Alejandro Mege Valdebenito.


 Por LESLIA JORQUERA

13-08-2018_19-15-331__alejandromege

La realización del proyecto, que no sólo es provincial pues su alcance es nacional e internacional, ha tenido que sortear modificaciones técnicas y legales para acomodarse a las nuevas disposiciones que rigen a una construcción de esta naturaleza para que le sean asignado los recursos necesarios.

Este 20 de agosto se cumplen 240 años del nacimiento de don Bernardo O’Higgins Riquelme, cuya figura como Padre de la Patria y Libertador de América es reconocida universalmente y se le rinde homenaje en diferentes lugares del mundo, donde  le han erigido monumentos por su trayectoria militar, de gobernante y estadista, así como su visión geopolítica de lo que somos y podríamos ser como país y como continente. Su vida y su obra es estudiada en otras geografías y debería ser en esta provincia, en la ex hacienda Las Canteras, sitio histórico ligado a la vida del Libertador y a la historia de Chile, donde debe existir el reconocimiento material más importante por cuanto en estas tierras fue pensado y  diseñado por el prócer todo el proceso de liberación de la patria, no sólo la nuestra sino que de los países de América sometidas al imperio español, tarea a la cual dedicó su vida entera y comprometió su patrimonio personal y familiar con absoluto y patriótico desprendimiento.

La casa museo fue diseñada -por no existir vestigios de la original- como una recreación de la construida por el Libertador y su edificación constituye una forma de pagar la deuda que tenemos con el Padre de la Patria como agradecidos hijos de esta tierra a quien le debemos no sólo la Independencia como nación sino, también, la construcción como República y el concepto de democracia como forma de vida y si  aún, con numerosas gestiones de personas e instituciones, así como el compromiso de muchas personalidades, incluidas las máximas autoridades de la Nación no ha sido posible, hasta ahora, que logre ser concretada, esperando que se alcance más temprano que tarde. Las buenas intenciones han sido declaradas, sin embargo siempre hay otras prioridades y otros requisitos, por lo que materializar la historia y solidificar el recuerdo, la gratitud, así como el ejemplo, los valores filiales y el amor hasta el sacrificio por la tierra que lo vio nacer y de los hombres y mujeres que le habitan, la deuda con el Libertador requiere del apoyo decidido de las autoridades.

La realización del proyecto, que no solo es provincial pues su alcance es nacional e internacional, ha tenido que sortear modificaciones técnicas y legales para  acomodarse a las nuevas disposiciones  que rigen a una construcción de esta naturaleza para que le sean asignado los recursos necesarios. A ello se ha sumado el cambio de funcionarios públicos a cargo de la validación de los informes técnicos del proyecto, ya que no siempre se puede hacer lo que se quiere cuando la norma impide o exige cambios sobre los que existen diferentes miradas, algunas que, con todo respeto a la tradición se proyectan más allá por la demanda de  los tiempos y  requerimientos de la comunidad de darle vida a la historia.

Sin embargo la disposición y el ánimo de cuantos están dispuestos a concretar el proyecto de la Casa Museo de O’Higgins en Las Canteras, redoblarán y coordinarán sus esfuerzos  para que la Casa del Libertador sea una realidad.

Alejandro Mege Valdebenito.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes