sábado 07 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Opinión

Confianza y colaboración: los desafíos para desarrollar ecosistemas de emprendimiento

Resulta clave fijarse metas de corto plazo o frutos tempranos que puedan mostrar al “mundo” cómo se va avanzando en la visión común, del liderazgo y empuje de las comunidades.


 Por Cristian Delgadillo Rosales

05-08-2018_19-18-511__maricarmentorresfuentealba

Es cierto. Hoy en día se habla constantemente de los Ecosistemas de Emprendimiento, tanto, que incluso llega a ser una frase demasiado usada, sin embargo, en muchos casos no existe una conciencia real de lo que esto implica o significa.

Desde la Dirección de Ecosistemas de Emprendimiento de Corfo hemos trabajado en diversas regiones de forma conjunta con todos los actores relevantes que tienen vinculación con el ámbito académico, empresarial, emprendedor, gobiernos locales, medios, entre otros. El fin de esta iniciativa es encauzar una mirada sobre qué es lo que queremos o aspiramos para las ciudades o regiones en un mediano plazo. Todo esto, además, con el desafío de ser objetivos y realistas cuando analizamos las debilidades y fortalezas, lo necesario para avanzar, entre otros aspectos.

Parte de este trabajo en conjunto con regiones también considera confluir en el desarrollo de una visión común en pos del bien común regional. Más que competir entre las distintas instituciones y entidades por los recursos o por visibilizar sus acciones, se debe generar esta cooperación que podría tener frutos mucho más potentes, que por separado.

En este sentido, resulta clave fijarse metas de corto plazo o frutos tempranos que puedan mostrar al “mundo” cómo se va avanzando en la visión común, del liderazgo y empuje de las comunidades, y no que esto le pertenece a un miembro en particular. También es importante considerar que el desarrollo de un ecosistema es evolutivo, que se generan aprendizajes que van retroalimentando a todos los participantes, y que ayudan a construir paso a paso la identidad de dicho ecosistema, basado en la idiosincrasia y vocaciones de cada territorio.

Por lo anterior, uno de los grandes desafíos que enfrentamos es el funcionamiento de un liderazgo comunitario o Gobernanza que esté detrás de estos planes, la vinculación y alineación con la industria, y la generación de confianzas entre los participantes y la sinergia que se puede lograr. El todo es mayor que la suma de las partes.

A un jefe que tuve le gustaba mucho hacer analogías deportivas cuando explicaba algo sobre emprendimiento, así que tomando su ejemplo, analicemos el último Mundial de Futbol en Rusia. En esta competencia no fueron las grandes figuras las que destacaron por sobre el resto, sino que las que demostraron tener mejores resultados fueron aquellas selecciones en donde la organización colectiva, colaboración y confianza entre los compañeros. Incluso algunos periodistas señalaban en sus reportes: “Los jugadores individuales ganan partidos, mientras que los equipos ganan mundiales” (Roberto López Olvera).

Esto es lo que debemos rescatar para la Región del Bío Bío, rica en conocimiento, industrias y con una sociedad resiliente que ha sabido salir adelante de las adversidades. Ahí está el desafío: cómo nos olvidamos de las individualidades y empezamos a colaborar para tener los equipos (emprendedores) que puedan ganar el próximo mundial.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes