viernes 13 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Opinión

Casa de la Cultura: ocho años de espera

Nadab Sandoval Iturra, profesor de Artes Musicales director Orquesta Amadeus ASCLA.


 Por LESLIA JORQUERA

01-08-2018_20-57-451__nadabsandovaliturra.jpeg

 Innumerables obras de teatro de compañías locales hasta actores reconocidos como Julio Jung se han presentado en tan prestigioso escenario y como no mencionar el añorado Radio Teatro.

La Casa de la Cultura, edificio construido en la década del 30 y cuya obra es del arquitecto Nibaldo Álamos, albergó a grandes artistas nacionales como internacionales hasta antes del terremoto del año 2010. Me pregunto ¿Qué pasará con ella?

Desde mi conocimiento y propio encuentro con este espacio puedo señalar que La ciudad de Los Ángeles tuvo una época dorada que explotó dicho espacio cultural. Los gestores culturales responsables Pedro Cruces Rocha y María Angélica Iturra, ambos reconocidos por el Concejo Municipal con La Orden al Mérito Santa María de Los Ángeles, por su entrega y aporte a la cultura angelina, quienes en los años 90 y comienzos del 2000 llevaron a cabo grandes espectáculos de calidad y para todo tipo de público.

En ese tiempo la organización cultural era notoria, donde cada semana albergaba una variedad de espectáculos, desde festivales comunales de la voz, el ballet clásico de Raúl González, la academia de Danzas Españolas de Angélica Garrido, hasta grupos folclóricos como Licarayén y Amancay entre tantos otros.

Innumerables obras de teatro de compañías locales hasta actores reconocidos como Julio Jung se han presentado en tan prestigioso escenario y cómo no mencionar el añorado Radio Teatro. Crecía ya un reconocido ballet folclórico angelino, “Bafola” que con sus coreografías y montajes hacían vibrar a los asistentes, un Coro de Voces Blancas, que cada aniversario lo celebraba con un concierto masivo abierto a la comunidad, un Coro de Profesores que enseñaba lo mejor de su repertorio y bandas de rock como Escena, realizando el lanzamiento de su primer disco Luz, donde los hermanos Loyola mostraban a una ciudad que sí podía hacer música propia y que la autogestión era un buen camino, como Primavera de Praga tocaba por última vez antes de radicarse en Santiago para profesionalizarse y una reconocida orquesta Spectro hacía sus lanzamientos y presentaciones de un sonido que tanto lo caracteriza.

Cabe mencionar que un último proyecto arquitectónico de la municipalidad consideraba en gran medida las peticiones presentadas por el movimiento. Hoy para tranquilidad de la comunidad angelina el diseño arquitectónico de la Casa de la Cultura se conservará casi en su totalidad.

Actualmente el movimiento “Salvemos nuestra Casa de la Cultura” se encuentra en espera, hace tres semanas solicitaron nuevamente audiencia con el alcalde para conversar y construir en conjunto el proyecto que busca reunir los fondos para la reparación y restauración del espacio, dicha reunión tendrá efecto el día jueves 2 de agosto.

La Casa de la Cultura, con sus más de trescientas butacas, seleccionaba a los verdaderos asistentes y amantes de las muestras culturales; donde con un espacio íntimo, cómodo, grato como acogedor se podía apreciar cada manifestación artística realizada por aquellos que aman mostrar su talento a personas que están dispuestas a disfrutar de este.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes