suscríbete al boletín diario

Opinión

La nueva región del Biobío

Mario Morales Burgos


 Por La Tribuna

11-07-2018_20-09-011__mariomorales

 La historia de nuestra región es muy fructífera y ha tenido la capacidad de crear sellos muy distintivos.

La región del Biobío, desde sus orígenes, ha sido la segunda región más importante del país, ya que sus atributos productivos y su estratégica ubicación la llevaron  a establecer un indiscutible liderazgo y a generar grandes declaraciones: Biobío, Región de emprendedores, y crea Innova Biobío, que más tarde sería replicada a nivel nacional; Biobío, región Puerto y echa andar un ambicioso proyecto de crear la más grande plataforma logística del país ( y en el último tiempo, el Parque Científico y Tecnológico, liderado por las universidades); también dentro de estas grandes declaraciones surge la de transformarse en una potencia agroalimentaria.

La historia de nuestra región es muy fructífera y ha tenido la capacidad de crear sellos muy distintivos, no obstante, estos sellos, y estas declaraciones no han alcanzado a desarrollarse en plenitud y algunos de ellos no sobrepasan  sus titulares. Desarrollar la región, nuestra nueva Región, pasa por recuperar estas y otras definiciones, teniendo como referencia la Estrategia de Desarrollo, que fija los ejes y los objetivos con absoluta claridad.

El nuevo mapa territorial y político de la Región, que se origina a partir de la creación de la Región de Ñuble,  demanda muchos desafíos, entre los cuales el más importante será lograr el desarrollo armónico de sus provincias, unidas por un solo distrito (Biobío y Arauco) y una sola circunscripción. Es importante señalar estas características, porque desde el mundo político, tendremos  miradas muy comunes para generar propuestas y compartirlas en todas las comunas. Antes de lanzar nuevas ideas es necesario recuperar aquellas que aún tienen amplios horizontes para su desarrollo. Por ejemplo, nuestra infraestructura portuaria debe ser la salida obligada de muchos productos del sur y del norte (centro), para lo cual se requiere disponer de espacios logísticos en la cercanía de los puertos  y otros más intermedios, como Cabrero y Los Ángeles, es muy estratégico recuperar la idea de corredor bioceánico para articular parte de Argentina con el mercado Asia-Pacífico. El desarrollo  agro-industrial pasa por asegurar el agua y eso solo es posible con algunos embalses, los que no están registrados en ninguna agenda. La incorporación de nuevas tecnologías para lograr un eficiente y extendido uso del agua es una variable en la que hay que trabajar sin descuidarse. La escasez del recurso hídrico ha sido señalada en muchas investigaciones, las que han aportado información muy valiosa en torno a la disponibilidad de este recurso en tiempo determinado; dato estratégico para los emprendedores frutícolas, por ejemplo, a la hora de resolver sobre algunas especies determinadas en terrenos donde habrá agua por tiempos muy acotados. Nuestra Región deberá seguir estimulando la investigación aplicada en aquellas áreas productivas que constituyen las principales fortalezas de cara al desarrollo pleno de todo el territorio.

La Región del Biobío puede seguir manteniendo su liderazgo, en el contexto país,  impulsando  aquellas declaraciones históricas, plenamente vigentes,  e incorporando otras que aporten los diferentes  territorios que dan vida a nuestras tres provincias, como también, impulsar un modelo de administración más descentralizado , llevando las seremías y servicios regionales a las provincias  que tengan una vocación productiva más definida, por ejemplo, en Biobío deberían estar los servicios del ámbito agrícola y ganadero, en Arauco, minería y forestales. Es necesario superar la excesiva burocracia administrativa, para dinamizar la gestión y resolver los problemas con mayor rapidez y eficacia.

Mario Morales Burgos

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes