suscríbete al boletín diario

Opinión

Efectos del trabajo psicomotriz guiado al aula en colegios

Ángelo Meza Carrasco, kinesiólogo colegio Aliwén, Los Ángeles.


 Por La Tribuna

04-07-2018_18-16-021__Ángelomezacarrasco

 La psicomotricidad nos lleva a una amplia variedad de ejercicios, no sólo el ejercicio como tal, sino también el fomentar el uso de acciones cotidianas a las cuales estamos expuestos.

Nos encontramos con una temática poco abordada y a su vez no valorizada, cuando nos vamos a un trabajo de integración de los alumnos y de su desarrollo, debemos enfocarnos en sus habilidades para fortalecerlas y en adaptar sus debilidades para que sea funcional para ellos, aquí es donde entra el trabajo complementario para los profesores. Hoy existe una amplia gama de profesionales que trabajan en el área educacional, entregando sus conocimientos y empleándolos para que el desarrollo sea el adecuado a la integración que los alumnos deben tener. Si bien es de vital importancia la interacción, lenguaje, comprensión, habilidades sociales, entre otras, también así lo es el desarrollo físico de acorde a la edad, es un plus adicional, que incorpora sus habilidades para el desarrollo de actividades en las clases. Cuando enfrentamos a niños con dificultades para aprender o de adquirir conocimientos, debemos enfatizar en dar las herramientas necesarias, llevando a todos estos objetivos a un fin común, entendiendo que es parte de la integración para que exista un refuerzo prolongado de todas estas habilidades. Los kinesiólogos buscamos esta integración a través de la psicomotricidad, consiste en es hacer diferentes actividades que nos lleven a fortalecer habilidades adquiridas y fomentar a que siga su desarrollo normal.

La psicomotricidad nos lleva a una amplia variedad de ejercicios, no sólo el ejercicio como tal, sino también el fomentar el uso de acciones cotidianas a las cuales estamos expuestos, como por ejemplo la utilización de un lápiz, que sea guiada, buscando tramos para desarrollo de lo que se denomina pinza fina, que trabaja de mano y dedos, así también se pueden asociar trabajos óculo manual, donde debe identificar un objeto y ser capaz de llevarlo o lanzarlo de un punto a otro, siendo una ayuda a la hora de poder orientar a un alumno dentro de un aula o al entendimiento de órdenes. Tenemos la facultad de poder ayudar en este desarrollo, por ende es de vital importancia que los trabajos psicomotrices sean integrados al aula y también en nuestro diario vivir. Las personas idóneas para desarrollar este trabajo son los kinesiólogos, pero también cumplimos la función de educar, por ende ser capaces de enseñar de forma sencilla, tanto a los alumnos, profesores y apoderados, para que el trabajo sea consiente y beneficioso. Si tomamos este tipo de trabajos podemos generar la curiosidad de los alumnos por autoerigirse, buscar nuevas experiencias y desafíos, lo que hace que todo el proceso de integración, sea mejor, rápido, progresivo y motivador. Siempre buscando que el alumno sea lo primordial, con los trabajos y con la expectativas. Hoy debemos incluir en los procesos de desarrollo de la psicomotricidad para fomentar que la integración y el aprendizaje sea más beneficioso en conjunto con la integración.

Ángelo Meza Carrasco, kinesiólogo colegio Aliwén, Los Ángeles.

 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes