suscríbete al boletín diario

Opinión

El pan nuestro o “casos tan escasos”

Roberto Poblete, actor.


 Por La Tribuna

03-07-2018_20-50-451__robertopoblete

 Llámelo mejor solidaridad, aquel compromiso moral que debe haber entre los que pueden ser capaces de ayudar, cuando vemos a alguien con una necesidad.

De tantos temas que nos asaltan, a nivel nacional o internacional o aquí mismo en nuestra provincia, feminismo, acoso, tomas, relaciones internacionales, mundial de fútbol, migrantes y un largo etcétera, todos temas importantes por cierto y que nos han invitado a escribir en su momento, curiosamente una noticia aparecida tímidamente allí en un rincón de las redes sociales, ha capturado mi atención y me ha invitado a reflexionar. Probablemente las cosas simples me hablan mejor de la universalidad de los contenidos que importan a las personas. Las cosas simples, me representan los temas grandes y complejos.

Le contextualizo: Una fotografía nos muestra una bolsa de pan. Es de plástico transparente, con un logo que dice: “Don Lalo – Panadería”. Sobre esta bolsa llena de pan, vemos un cartel que reza literalmente: Este pan nos quedó del día anterior. Si estás sin trabajo y no tienes dinero, no es necesario que lo pagues. Lleva lo justo y que alcance para todos. Habla con el administrador o quien esté en la caja. Es lo que haría nuestro padre; Don Lalo.

El gesto nos impresiona porque toca dos puntos del ser humano y que no necesariamente han sido atendidos como corresponde.

Por un lado está el destinatario. Ciudadanas o ciudadanos, habitantes de nuestro país que no tienen trabajo, que no tienen como llevar el pan nuestro de cada día a su mesa, a su familia. Esas personas existen, están ahí, son parte del paisaje que a veces en nuestro horizonte triunfalista y ante tanta desigualdad es preferible ignorar, y dejarlas escondidas en unas cifras que darían cuenta de “la preocupación” que tenemos por ellas como sociedad. Cito: “La tasa de desocupación de la Región del Biobío fue de 7,5% en el trimestre móvil marzo-mayo de 2018, cifra que aumentó 0,7 puntos porcentuales en doce meses y no presentó variación en relación al trimestre móvil anterior, según informó el Instituto Nacional de Estadísticas”, (INE).  Sería…

El segundo punto es de parte del oferente, aquel que da. Llámelo usted caridad, que es la actitud de quien obra desinteresadamente en favor del prójimo, sin esperar nada a cambio. O llámelo generosidad filantropía o altruismo. Llámelo mejor solidaridad, aquel compromiso moral que debe haber entre los que pueden ser capaces de ayudar, cuando vemos a alguien con una necesidad. La solidaridad es una condición del ser humano que complementa las actitudes sociales de ciudadanas y ciudadanos que mantiene esa naturaleza gregaria que nos caracteriza y contribuye a generar humanidad y desarrollo sustentable. Porque ponemos al ser humano como punto central de nuestro quehacer sin importar su condición ni nuestro provecho.

Felicito a esta familia que ha realizado un homenaje a don Osvaldo Cea, “Don Lalo” el fundador de la Panadería ubicada en calle 2 Sur con 13 Oriente, en la ciudad de Talca, cerca del terminal de la ciudad.

Con qué orgullo vería este padre la iniciativa que se levantó en su nombre.

Y que lección para todas y todos. Ante tanta sencillez, profundidad y ternura.

Muchas Gracias.

Roberto Poblete, actor.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes