viernes 23 de agosto, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Opinión

Día del Patrimonio en Los Ángeles, 30 de mayo 2018

Osvaldo Cáceres González, Arq. U. de Chile  ICA 914 A.C


 Por LESLIA JORQUERA

01-06-2018_20-29-241__osvaldocáceres

Me han encargado que hable sobre los terremotos en el Día del Patrimonio, pero no pude ir por estar enfermo de hace días, otra  persona leerá lo que estoy escribiendo.

 

Los terremotos son hechos naturales  en nuestro país al igual que  en otros  ¿Uds. le tienen miedo a los terremotos?, no creo que tanto sin son jóvenes, a mí que experimentado muchos desde el primero de 1939 no me dan miedo, pero me afectan, pues no se sabe cómo reaccionan los edificios a esos movimientos y cada día se descubren nuevas manifestaciones de ellos como el efecto torsión  que últimamente  desde 1960 han sido vital para los edificios y afectó a un edificio  que había construido en 1959. Pero el edificio no colapsó  para ello. Pero con los terremotos sucesivos del 68 del 2010 y otros, no le ha pasado nada y se pudo recuperar sin problemas, aunque había varias ideas.

 

Sin embargo otros edificios han sufrido problemas por la mala condición del suelo o de su construcción. Yo que he construido muchos  desde 1950  en que me recibí  de arquitecto, tengo la experiencia  suficiente  de los terremotos sobre ellos. He construido ya en mi larga vida más de 1.000.000 de metros cuadrados, sobre todo durante mi trabajo en la CORMU, Corporación de Mejoramiento Urbano  del Ministerio de la Vivienda, desde 1970 a 1973, construimos más de 20 conjuntos habitacionales en la región del Biobío que en esa época comprendía  las provincias de Concepción, Arauco, Biobío, Ñuble y  Malleco y ahora se le está  sacando  la de Ñuble.

 

Construimos conjuntos departamentos en Concepción (5), en Talcahuano (3) en Lebu, en Penco (2), además del parvulario en Tomé. Algunos como los de Lota, tuvieron algunos problemas,  pero de detalles, grietas que no colapsaron los edificios.

 

Cuando los edificios colapsan es serio el problema, pero eso no sucedió, salvo el de las tres torres que construimos en Concepción, Talcahuano y Chillán. Una tuvo un problema de torsión  y se demolió, sin considerar la opinión de los proyectistas  y calculistas, lo cual  fue un error, pues se  podría haber recuperado. Se creó una “Comisión de  demolición” del Ministerio de Obras Públicas que  autoritariamente ejerció su poder  y dio la orden de desarmar  esa torre de 17 pisos que llevaba el nombre  del  primer Ministro de la Vivienda del Presidente Salvador Allende, sin que hubiese colapsado ni investigado cómo se había estudiado,  por qué había sido afectado. De la tres torres iguales, la única que estuvo afectada, pero no colapsó fue la de Concepción, siendo que había sido calculada por el ingeniero  Carlos Sandor de vasta experiencia en Europa desde que se tituló con las mejores evaluaciones, y cuyos otros edificios  no han tenido problemas, e incluso un acueducto romano,  intervenido por él para conservarlo desde esa época 2000 años atrás.

 

En Chile se trabajó hasta 1905 en que se produjo el gran terremoto de Valparaíso, con las normas alemanas, pero después del terremoto referido se actuó con las normas francesas que venían aplicando desde la mitad del siglo XIX.

 

En Chile la aplicación de la Ordenanza  de la  Construcción  aprobada en 1933, ayudó a la construcción de edificios, y por eso hubo muchos menos problemas que los que hubo en 1939 con el terremoto que afectó principalmente a Chillán Concepción y Los Ángeles.

 

En esta materia son importante los aportes del ingeniero y arquitecto Víctor Awclair, arquitecto francés que trajo las normas referidas que se han aplicado desde 1905 adelante  con notable éxito ya que sus edificios en los cuales participó casi anónimamente no han sufrido  ningún problema como las Galerías del Club Hípico, el edificio de la iglesia de la Gratitud nacional, la Biblioteca  Nacional, etcétera. También el aporte del arquitecto don Hermógenes del Canto, que participó en la redacción y estudio de la Ordenanza General de Construcción, dictado en 1933, y así muchas otras que sería largo de enumerar.

 

Osvaldo Cáceres González, Arq. U. de Chile ICA 914 A.C


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes