viernes 15 de noviembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Opinión

A la  espera de tiempos de paz y tranquilidad en el bosque

René Muñoz Klock, gerente Asociación de Contratistas Forestales AG.


 Por LESLIA JORQUERA

01-06-2018_20-25-491__renemuñoz

Es difícil abstraerse de los hechos que nos han golpeado diariamente estos casi cinco últimos años. Junto a nuestros trabajadores, sus familias y nuestras familias hemos debido enfrentar atentados terroristas incendiarios, emboscadas, trampas en puentes, trabajar con resguardo policial y secuestros, todas situaciones nunca antes vividas ni tampoco esperadas por los contratistas forestales. No es nuestro ambiente. Sólo estamos acostumbrados a convivir con la paz que nos entrega la naturaleza en su máxima expresión, con el ruido de los bosques,  la corriente de los ríos, el canto de los  pájaros y el aire puro.

 

Pero algo cambió.

 

Hoy somos el blanco seguro de los instintos criminales y cobardes de bandas y guerrillas que se desperdigan por los bosques y sectores rurales de las regiones del Bío Bío al sur.

 

¿Qué hizo que llegáramos a ésta condición de tan alta vulnerabilidad y violencia? Chile está cambiando y se ha ido instalando de una manera muy fuerte el reclamo y demanda por los derechos de las minorías, de los pueblos, de los estudiantes, etcétera. Junto a ello, en los últimos 4 años fuimos gobernados por una coalición que no supo reaccionar y controlar estos movimientos y que también simpatizaba y le hacía guiños a alguno de ellos. En este escenario, aquel grupo que pretendía reivindicar los derechos de un determinado pueblo, tuvo chipe libre para hacer y deshacer, con la anuencia de las autoridades, encontrando  en  la violencia rural la herramienta efectista y justa, según ellos, para mostrar su descontento e injusto trato por la insatisfacción de sus demandas a la opinión pública.

 

Seguido de ello, aparecieron las platas políticas que se expandieron por todos los rincones de la sociedad, tocando de una manera muy fuerte al sector empresarial forestal y dejándolo sin voz ni credibilidad pública, obligándolos a mantener una posición observante, débil  y poco influyente en el manejo político del conflicto y con escaso apoyo de parte del Estado. Ellos no han sido capaces  de respaldar el importante aporte  que ha tenido el sector forestal en el desarrollo del país, que genera trabajo, bienestar y riqueza para todos los que estamos trabajando  en él.

 

¿En estos últimos años, alguno de ustedes han escuchado alguna defensa del sector forestal de parte de las empresas principales? ¿o que se refieran de manera crítica a los acontecimientos que ocurren o que solidaricen con las víctimas, con trabajadores y contratistas forestales que trabajan y le prestan servicios a ellos?

 

Durante estos cuatro años transcurridos, la Asociación de Contratistas Forestales AG ha estado en solitario levantando la voz de los forestales, sus socios soportando firmemente los embates del terrorismo desatado y absorbiendo las pérdidas que esas acciones han significado, no sólo en el patrimonio de cada uno de ellos, sino que también el efecto brutal que ha tenido en  nuestros trabajadores y sus familias.

 

Es así que, juntos, trabajadores forestales y nuestra querida Asociación Gremial, y lo decimos enfáticamente y con orgullo, hemos sobrellevado este conflicto solos, con la esperanza de que pronto lleguen los tiempos de tranquilidad en los bosques para toda la familia forestal.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes