lunes 09 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Opinión

Gabriela Mistral más actual que nunca

Roberto Poblete Zapata, actor.


 Por LESLIA JORQUERA

29-05-2018_20-04-531__robertopoblete

 Gabriela Mistral no fue sólo la adolorida mujer de Desolación, o la tierna de Piececitos de niño. En ella se encuentra un pensamiento social vigoroso y riquísimo para Chile y la América hispana.

Hoy, más que nunca, creo que es pertinente que volvamos a estudiar y conocer la obra de una de las mujeres más notables que ha tenido nuestro país. Me refiero a Doña Lucila Godoy, más conocida como Gabriela Mistral. Creo que es oportuno hablar de ella, en éstos tiempos, en éste ahora, cuando las mujeres de Chile y el mundo, están empeñadas en correr los límites, en decir basta a las injusticias y las faltas de respeto a la cuales nunca se han acostumbrado.

 

Propongo que volvamos a Gabriela, con alegría, con ganas. Ganas de conocer, de saber, de entender y finalmente, de compartir. He ido aprendiendo sobre la magnífica obra de esta desconocida mujer que se nos aparece en poemas y textos en prosa que son admirables. Recomiendo uno “La instrucción de la mujer”, un texto donde plantea su punto de vista sobre cómo y para qué debe educarse una mujer. Sorprende su inteligencia, su postura política, su capacidad para platear en 1906, ideas y acciones que hoy están plenamente vigentes. Sorprende su claridad y agudeza que ya se deja ver a sus 16 años de edad.

 

Gabriela Mistral no fue sólo la adolorida mujer de Desolación, o la tierna de Piececitos de niño. En ella se encuentra un pensamiento social vigoroso y riquísimo para Chile y la América hispana. Propongo que nos dejemos empapar por su pensamiento social, presente principalmente en sus muchísimos textos en prosa. Allí está la mujer, educadora, viajera, embajadora, latinoamericanista, campesina y citadina, feminista y política.

 

¿Quién fue realmente a esta Lucila/Gabriela que nace pobre, provinciana y mujer?, (tres estigmas que garantizan que no puede irte bien en la vida, al menos no, en nuestro país). ¿Será que están los tiempos para hablar de ella en un país donde nace una persona con una estrella en su frente pero cuya sociedad no está dispuesta a dejarla brillar?

 

Hay muchos lugares donde hurgar para conocer, por ejemplo la obra de Jaime Quezada, poeta y escritor angelino uno de los hombres que más sabe y nos ha enseñado sobre la vida y obra de nuestra Premio Nobel.

 

Hoy más que nunca debemos redescubrir la obra de Gabriela y admirar la capacidad de formarse a través de las acciones, y luego saber que las palabras que escribió son reflejo de sus acciones, que ayudó a construir el verdadero rol de la mujer, a partir de la ética de sus actos, de su vocación inquebrantable, de su infinito amor y compasión por el prójimo. Una mujer sencilla y una intelectual profunda.

 

El convite es a conocer y a disfrutar con esta mujer extraordinaria.

Una mujer que nació carbón y se convirtió en diamante.

Concluyo esta invitación a Gabriela, con unos versos de Nicanor Parra:

He dicho varias veces

y lo repito con muchísimo gusto

que este país debiera llamarse Lucila

de lo contrario que se llame Gabriela

debería volvérsela a querer

a releer

a ver

a compadecer

es una novia abierta al infinito

una viuda perpetua

una mamá que no se olvida nunca…

Roberto Poblete Zapata – Actor

 

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes