suscríbete al boletín diario

Opinión

La fruticultura chilena y la salud de las abejas

Juan Carlos Plaza González, médico veterinario y apicultor.


 Por La Tribuna

28-05-2018_16-59-351__juancarlosplazagonzález

El exitoso modelo exportador frutícola chileno tiene en las especies de frutales dependientes de la polinización entomófila a uno de sus pilares.

 

Según Albert Einstein, la desaparición de las abejas significaría la extinción de la vida en la Tierra, sentencia apocalíptica cuestionada por la veracidad de su autoría pero no por su mensaje que debiéramos tener en cuenta para una de las actividades relevantes de la agricultura nacional –la fruticultura– por el rol que cumplen las abejas, especialmente las de la especie Apis mellifera, que mediante la polinización aseguran la producción y calidad de la fruta y, por tanto, los mercados internacionales.

 

El exitoso modelo exportador frutícola chileno tiene en las especies de frutales dependientes de la polinización entomófila a uno de sus pilares. En tal sentido, las abejas melíferas, por ser biológicamente adaptables al manejo del hombre –apicultores–, son los insectos por excelencia en el proceso reproductivo de estos frutales pues estarán presentes con millones de ellas en el breve tiempo que las necesitan las también millones de flores existentes en los predios frutales para ser polinizadas.

 

No obstante las abejas melíferas ser consideradas claves en el rubro frutícola junto al suelo agrícola, certificación oficial de plantas frutales, recurso hídrico y tecnologías para el uso eficiente del agua, oferta segura de diversos pesticidas y fertilizantes, recursos humanos con competencias, infraestructura predial, etcétera, son el eslabón más débil de la cadena frutícola debido a la actual precariedad de su salud y, como ya ha sucedido con apicultores avezados en EE UU, una potencial muerte masiva de abejas melíferas en el país previo a la polinización, sin duda, traería gravísimas consecuencias a muchos agricultores nacionales dedicados al rubro frutícola. Señalemos que hasta finales de la década de los años setenta del siglo pasado desde 1844, cuando las abejas melíferas fueron introducidas al país por don José Patricio Larraín Gandarillas (1817-1902), la apicultura nacional no conocía de patologías apícolas.

 

Como ejemplo a lo señalado, la apicultura nacional está en una emergencia sanitaria por estar en el cuarto año de la tercera epizootia de loque americana en el país. Si bien, esta enfermedad en Chile aun no tiene la gravedad que significa varroasis y el síndrome del colapso de las colmenas, la aparición de ella en colmenas de algún apicultor presto a ir a la polinización, traerá más de alguna consecuencia.

 

Los apicultores chilenos que en años recientes transformaron a la apicultura en un rubro pecuario emergente haciendo un esfuerzo gigantesco y autodidacta para controlar las enfermedades de sus abejas, durante la última década tal esfuerzo estaría siendo infructuoso por el incremento en la mortalidad de las abejas asociada a la resistencia que los agentes patológicos han adquirido a los medicamentos como a la aparición de nuevas enfermedades apícolas, todo evidenciable en la creciente disminución de los volúmenes de mieles chilenas exportadas las cuales durante el año 2017 alcanzaron sólo al 50% respecto al mejor de los años de bonanza.

 

Un primer acercamiento con académicos de una universidad del país que tomaron conocimiento de la situación descrita y alternativas de solución, señalaron la voluntad en diseñar, evaluar y transferir una estrategia de sanidad apícola con el objeto de prevenir las patologías de las abejas melíferas considerando necesario además, que por la magnitud del problema y sus soluciones, existiera una política estatal, estable y dirigida con acciones directas, concretas y efectivas hacia la salud de las abejas.

 

Concluyendo, la salud de las abejas no sólo debe ser preocupación de los apicultores.

 

Juan Carlos Plaza González

Médico veterinario y apicultor

 

 

 

 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes