miércoles 11 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Opinión

Mineduc y su aporte a la equidad de género

Entendiendo la importancia de estos temas, hoy nos hacemos cargo de generar acciones que nos permitan avanzar en una sociedad más justa.


 Por Cristian Delgadillo Rosales

27-05-2018_21-29-101__11-05-2018_20-16-201__danielsanmartínjarajefeprovincialdeeducaciónbiobío..jpeg

El anuncio Agenda Mujer hecho por el presidente Sebastián Piñera es un reflejo de la importancia que tiene para este gobierno el generar una serie de iniciativas que promuevan la equidad de género tanto en el sector público como en el privado.

 

El movimiento estudiantil a través de la demanda por una educación no sexista y libre de violencia, y las organizaciones no gubernamentales que trabajan por los derechos humanos de las mujeres, han develado casos de acoso sexual que involucran a estudiantes, académicos/as y administrativos/as de diversas Instituciones de Educación. En ellos, el denominador común ha sido la inexistencia de instancias formales que prevengan, atiendan, sancionen y reparen oportunamente.

 

Entendiendo la importancia de estos temas, hoy nos hacemos cargo de generar acciones que nos permitan avanzar en una sociedad más justa, donde se hace fundamental desnaturalizar hechos que atenten contra la dignidad de las personas, y contribuir a que la comunidad identifique con precisión aquellas situaciones que constituyen acoso sexual, y que deben ser denunciadas y sancionadas.

 

Por eso, desde nuestra vereda, el Ministerio de Educación elaborará  un plan de asistencia técnica y acompañamiento para Universidades, Institutos Profesionales, Centros de Formación Técnica y Establecimientos de Educación Escolar, para promover y asegurar la inclusión en sus reglamentos de los más altos estándares en materia de convivencia, protocolos de prevención de abusos, acosos, discriminaciones y malos tratos y fije procedimientos eficaces de denuncia, investigación y sanción de estas conductas. 

 

A eso se suma que próximamente se promulgará la Ley de Universidades del Estado, que extiende la prevención y prohibición de estos actos y regula la relación entre docentes y estudiantes, y al interior de cada uno de estos grupos.

 

No nos hemos olvidado de nuestras escuelas. A ellas se les despachó las Orientaciones Técnicas para que puedan diseñar sus propios Protocolos de Actuación, para apoyar a los establecimientos educacionales a elaborar e implementar este instrumento que define de manera clara los pasos a seguir y los responsables de implementar acciones necesarias para proteger a un menor.

 

Sabemos que estos son los primeros pasos de un camino que no sólo debe ser administrativo y legal, sino que debe generar un cambio cultural.

 

Invitamos a todos los integrantes de las comunidades educativas a conversar el tema, a dialogar de forma pacífica, de llevar este tema hasta sus hogares porque afecta a todas las personas.

 

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes