suscríbete al boletín diario

Opinión

Impacto del trabajo en la salud sexual y reproductiva

Erica Castro Inostroza, matrona y académica IPSUSS Universidad San Sebastián.


 Por La Tribuna

10-05-2018_18-30-261__ericacastrouss

 Los riesgos laborales que corren los hombres son más conocidos, como los asociados a la industria, la construcción y la minería.

 

El trabajo es un derecho que deben ejercer todas las personas en igualdad de condiciones sin distinción y debe  proporcionar bienestar material y espiritual. Pero, más allá de los ingresos económicos y de las aspiraciones proyectadas, se asocia a peligros y riesgos para la salud y la seguridad. Los más conocidos son los accidentes laborales y las enfermedades profesionales. Según estimaciones de la Organización Internacional del Trabajo, cada año mueren más de 2.3 millones de personas a causa de lesiones o enfermedades en el trabajo.

 

Los riesgos laborales que corren los hombres son más conocidos, como los asociados a la industria, la construcción y la minería. No obstante, es evidente que en los últimos años se ha promovido una igualdad de género, de derechos, oportunidades y trato en el ámbito laboral para las mujeres, además de que muchas laboran en ocupaciones tradicionalmente para varones. Así, en la industria manufacturera, muchas se exponen a largas jornadas en puestos de trabajo y suelen manejar máquinas sin usar una protección básica. En la industria microelectrónica, ellas están expuestas a substancias químicas que pueden tener efectos cancerígenos.

 

El trabajo a nivel mundial para la mujer se concentra en la agricultura y en el sector servicios y existe evidencia de que la incidencia de lesiones y enfermedades es muy alta, asociada con la exposición a los pesticidas, agroquímicos, manejo de animales y el contacto con plantas peligrosas. Por otra parte, se ha publicado que en el área de servicios, donde el trabajo femenino se concentra en cerca de 45%, las situaciones de tensión física y psicológica, así como los problemas ergonómicos, pueden generar insatisfacción y afectar la productividad. En este caso, las mujeres están más expuestas que los hombres a los riesgos psicosociales del trabajo.

 

Los años laborales de hombres y mujeres se relacionan con su ciclo reproductivo. ¿Sabía usted que dónde trabaja, cómo trabaja y qué utiliza en su trabajo pueden afectar su salud reproductiva o de su familia? Se ha reconocido que muchas sustancias químicas que se usan en el empleo se pueden llevar en la piel, el cabello, la ropa y calzado hacia el hogar. La exposición a agentes tóxico – químicos y el estrés, pueden afectar la fertilidad en ambos sexos. En los hombres se han encontrado alteraciones en la función sexual, ya sea disfunción eréctil o espermática, en que la calidad de los espermatozoides o semen pueden verse afectados.

 

En las mujeres se ha observado una asociación de estas sustancias con trastornos del ciclo menstrual y de la ovulación, además de desequilibrio de las hormonas sexuales. Por otra parte, con la participación de la fuerza de trabajo cada vez mayor entre las mujeres, se incrementa la probabilidad a la exposición a estos agentes durante el embarazo, con los riesgos de abortos, prematuridad y defectos congénitos en su hijo o hija, además de alteraciones posteriores en el desarrollo.

 

En otros estudios, se ha encontrado la exposición a determinados riesgos laborales como la manipulación de cargas, trabajo nocturno o turnos rotativos de trabajo, con cambios en la función ovárica y variaciones en la reserva folicular, es decir, cantidad y calidad de los folículos presentes en los ovarios, lo que puede incidir sobre la fertilidad femenina.

 

Las leyes de seguridad y salud laborales no siempre protegen la salud reproductiva del trabajador, de ahí que se hace necesario considerar la importancia de actuar en aspectos relacionados con la reproducción y fertilidad en ambos sexos en el ámbito laboral.

 

Erica Castro Inostroza, matrona y académica IPSUSS Universidad San Sebastián.

 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes