viernes 13 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Opinión

Conocer el Chile real

Sergio Castro Alfaro, vicerrector Sede Concepción.  Universidad San Sebastián


 Por LESLIA JORQUERA

01-02-2018_19-39-351__SergioCastroUSS

Nuestro país no sólo ha experimentado un aumento del turismo extranjero, gracias al mejoramiento de sus ingresos también muchos chilenos han podido recorrer su tierra.

Chile es el segundo país más atractivo como destino turístico en Sudamérica después de Brasil. Nuestros parajes atraen cada vez a más personas que buscan disfrutar de la naturaleza, recorrer ciudades y pueblos, además de conocer expresiones culturales en un país tan diverso como el nuestro.

El 2017 Chile registró cifras de visitantes históricas llegando a los casi 6,5 millones de turistas y se espera que este año el número bordee los 7 millones con un aumento del 8.5%. Una industria que, gracias a la variedad de paisajes, concita interés durante todo el año.

Entre los principales visitantes se cuentan los argentinos, brasileños, estadounidenses y desde Europa arribaron en gran número italianos, ingleses, franceses, españoles y alemanes. La llegada de turistas, junto con enriquecernos como sociedad, aporta divisas al país. Según cifras oficiales, por  concepto de alojamiento, transporte, alimentación, compras, servicios de agencias de viajes, entre otros ítems similares, el país recibió US$ 4.200 millones, lo que implicó un 35% de aumento respecto de 2016.

Pero nuestro país no sólo ha experimentado un aumento del turismo extranjero, gracias al mejoramiento de sus ingresos también muchos chilenos han podido recorrer su tierra. Además de los destinos más tradicionales como el litoral central, los lagos del sur y las playas del norte, las familias descubren nuevos parajes que se suman a la pujante industria del turismo.

En el caso de nuestra zona, su diversidad nos da la posibilidad de disfrutar paisajes tan distintos como el Alto Biobío, la montaña de Ñuble, las playas de la Provincia de Concepción o los lagos de Arauco. Y al igual que nuestra región, todo el territorio nacional ofrece opciones variadas para pasar las vacaciones y descubrir nuestra riqueza.

La invitación es a atreverse a recorrer el país abriéndose a posibilidades distintas a los destinos más emblemáticos. Por ejemplo, aquellos que viajen a la Región de Coquimbo, descubrirán un Chile diverso si en vez de quedarse sólo en La Serena suben hasta el Valle del Elqui y recorren pequeños pueblos como El Molle o Peralillo. Positivo sería que quienes opten por La Araucanía no se concentraran en el concurrido Pucón, sino que barajaran otras opciones de tanta belleza natural como el tradicional destino, lo mismo para quienes se dirijan a Viña del Mar o Iquique.

Viajar por Chile con una actitud abierta a descubrir lugares distintos permite conocer y valorar a compatriotas que en zonas difíciles logran progresar. Salir de las grandes urbes y adentrarse en localidades pequeñas, conversar con su gente, intentar empatizar con sus necesidades y anhelos, nos permitirá tener una mirada del Chile real. De aquel que no tiene la oferta educacional ni de servicios médicos con que contamos en Concepción, pero cuya belleza natural sorprende. Es el país de los chilenos que deben emigrar para acceder a la educación superior y que en su medio no tienen más que una posta para atender sus problemas de salud.

Así, en esta época en que hemos discutido tanto sobre la necesidad de generar un país más inclusivo y con mayores niveles de igualdad, aprovechemos de conocer aunque sea una pequeña parte de ese Chile alejado de los grandes centros urbanos. El Chile real que debe estar presente cuando se fijan las prioridades de un país que lamentablemente avanza hacia el desarrollo dejando a muchos compatriotas en el camino.

Sergio Castro Alfaro, vicerrector Sede Concepción. 

Universidad San Sebastián

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes