suscríbete al boletín diario

Opinión

Biobío provincia capital

Roberto Poblete. Diputado de La República


 Por La Tribuna

“Definitivamente reclamamos para la Provincia de Biobío, el establecimiento de varios servicios y seremis que no tienen ninguna razón para que no tengan sus oficinas aquí”.

Hoy más que nunca debemos reclamar que se reconozca el inmenso aporte que hacemos como provincia de Biobío a nuestra región. Siempre hemos sostenido que no fue una buena idea el darle a la Octava Región, el mismo nombre de nuestra provincia, esto redundó en una permanente invisibilización (¿involuntaria?) del enorme, del magnífico aporte que hacemos al territorio en su conjunto.

Hablando sobre el odioso centralismo con el ex ministro de Energía, Máximo Pacheco  –medio en broma y medio en serio– le decíamos que si no eran considerados nuestros aportes y méritos, como provincia, va a llegar el día en que decidamos ser independientes, pero no como región, sino como país, ya que méritos no nos faltan: tenemos la más importante producción eléctrica del país, la más grande reserva natural de agua, somos la capital forestal de la nación, tenemos una gran producción de alimentos de todo tipo, pero principalmente, nuestra riqueza es que tenemos un contingente humano de mujeres y hombres, trabajadores, empresarios, comerciantes y profesionales, de primer orden. El coincidía que es muy importante valorizar el aporte de nuestras provincias, con una mirada descentralizadora.

Creemos que el próximo gobierno no puede soslayar la necesidad de esa mirada también en nuestra Octava Región, la Región del Biobío. Por eso es el momento de dejar en claro nuestros anhelos.

Definitivamente reclamamos para la Provincia de Biobío, el establecimiento de varios servicios y seremis que no tienen ninguna razón para que no tengan sus oficinas aquí. Me refiero a la Secretaría Regional Ministerial de Agricultura y la de Energía, así como las direcciones regionales del Instituto de Desarrollo Agropecuario, la Dirección General de Aguas, la Dirección de Obras Hidráulicas y la Corporación Nacional Forestal. También exigimos una oficina de la Comisión Nacional de Regadío, para que nuestros agricultores no se queden con el “raspado de la olla” de lo que deja Chillán.

En otro orden de cosas, también reclamamos al menos una Sala Permanente de un Tribunal de Segunda Instancia en nuestra provincia. No se nos olvide que el año 73 se nos asignó una sede y que luego se nos privó de ella y más de 40 años después no se  nos devuelve. (Concepción tiene el doble de habitantes que Biobío y tiene un Tribunal con 6 salas y nosotros ninguna) ¿será centralismo?

Ojalá tuviéramos la fuerza para crear un movimiento que nos haga sentir una mirada local, que desde el territorio quiere asumir sus talentos y sus necesidades.

Hace algunos años iniciamos junto a un grupo de personas la tarea de fundar en la Provincia de Biobío, una Universidad que nos dote de esa mirada, que ponga en valor nuestro talento, que estudie nuestros recursos naturales, suelo, que permita a los jóvenes formarse en un paradigma local, y que le ofrezca a nuestros investigadores crear conocimiento desde el territorio. Que nos enseñe a conocernos y nos proyecte al futuro. Este proyecto todavía está pendiente, y creo que es el momento de reinstalarlo como una sentida necesidad que, con la presencia de autoridades elegidas por nosotros mismos, sean la base de esta mirada fundacional.

Estamos seguros que si nuestro país va a dar un salto al futuro, será a partir de reconocer el valor de nuestras provincias como célula identitaria y productiva de nuestras riquezas. Debemos mirar el futuro incorporando lo antes posible estos datos a nuestros análisis. Creemos que ante nuestros ojos surge un escenario donde por fin, a la Provincia de Biobío, se le reconozca su aporte capital, de todas maneras!.

Roberto Poblete.
Diputado de La República

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes