suscríbete al boletín diario

Opinión

Ahora vota

Juan Cristóbal Romero Director Ejecutivo Hogar de Cristo


 Por La Tribuna

10-11-2017_19-04-281__JuanCristóbal

A días de las próximas elecciones presidenciales, hay un tema que antecede a cualquier propuesta política y debate: la participación ciudadana en las urnas electorales. Si bien en los últimos años hemos visto que hombres y mujeres concurren en masa a las calles a protestar contra las AFP, a pedir educación gratuita y de calidad o a reivindicar el derecho a las diferencias sexuales, este entusiasmo, convocatoria y movilización no se traspasa a la hora de elegir a sus representantes. Desde que el voto se hizo voluntario, en 2012, la concurrencia a los centros de votación ha ido en constante decaimiento. De hecho, en las últimas elecciones municipales apenas participaron cerca de 5 millones de chilenos.

 

Pero lo que más impacta de la baja participación en las elecciones es que en regiones las comunas urbanas con grandes concentraciones de población, coincidiendo con las capitales regionales, son las que tienen los más bajos índices de votación. En la región del Biobío, mientras en Concepción la participación no supera el 30%, en Cobquecura o San Rosendo esta cifra se eleva sobre el 65%. Esta situación incide y preocupa porque las demandas sociales como son salud, educación, vivienda, trabajo, entre otros, están siendo decididas por otros, sin tener una representatividad según la realidad territorial. Y esta falta de involucramiento afecta, sin duda, la calidad de nuestra democracia.

 

Para las fundaciones Hogar de Cristo este es un tema que nos preocupa y ocupa. Parte del trabajo de la institución es promover la participación ciudadana de nuestros acogidos, por ello para cada proceso eleccionario se les incentiva a cumplir con su deber cívico y a tomar conciencia que su voto es un derecho y una oportunidad de levantar la voz. Fue el caso del proceso constituyente del 2016, para el cual se realizaron encuentros locales con todos los hombres y mujeres que las fundaciones Hogar de Cristo acompañan en los diferentes programas del país.

 

Sin duda, este año hemos seguido la senda de fomentar la participación ciudadana entre nuestros acogidos y a la comunidad en general. Junto con el PNUD estamos capacitando a profesionales de los programas de Hogar de Cristo, para que cuenten con las herramientas adecuadas para fomentar el derecho a voto.

 

Según el PNUD cada vez son más las personas que no se identifican con los partidos políticos, estos han perdido terreno ante unas autoridades que constantemente demuestran estar alejados de los intereses y reales preocupaciones de la ciudadanía. Si en el 2008 un 58% de los chilenos no se veía representado por un partido, el 2016 esta cifra aumentó a un 83%.

 

Hoy el desafío es bilateral. Por un lado, para los candidatos, para que logren que la ciudadanía de todos los rincones del país se entusiasme y vote; y por otro, para el electorado, en especial el de aquellas comunas con menos participación, que con su voto puede castigar o premiar a quienes han cumplido sus promesas. Si saliste a protestar, marchaste, te manifiestas a diario en redes sociales, ahora encamínate a tu centro de votación y manifiéstate a través del sufragio. Nos dejes tus demandas sociales, tu voz, en las manos de otras personas. No permitas que otros voten por ti, ahora vota.

 

Juan Cristóbal Romero

Director Ejecutivo Hogar de Cristo

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes