sábado 19 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Opinión

México v/s Siria y el Estado Islámico

Mario Ríos Santander.


 Por LESLIA JORQUERA

08-08-2017_20-30-461__MARIORIOS

 Cuentas claras. En México, los Derechos Humanos han triunfado, no hay pena de muerte. Es mejor que se maten entre ellos.

Los corridos mexicanos son dramáticos, "el día que a mí me maten, que sea de cinco balazos y estar cerquita de ti…", dice su letra más conocida. Y cientos de otros corridos por el estilo. Es la expresión de un pueblo por naturaleza violento que vivió hasta hace poco (o quién sabe aún se mantiene), con el "pistolón al cinto", en una manifestación de "macho mexicano", valiente y decidido. Recuerdo en una ocasión en Xochimilco, México, en la esquina, una cantina de puertas pequeñas, anunciaba un buena cerveza a un precio bajo. En su interior un mexicano típico, de pantalones blancos, arremangados, que al vernos entrar, dispuso inmediatamente "dos cervezas que paga Omar González"(sic). Fue difícil terminar la cuarta o quinta cerveza porque Omar González, comenzó a molestarse si no lo acampanábamos. Intervino el dueño del local que se lo llevó a otra pieza y nosotros logramos marcharnos. Algo mareados, llegamos a un bus y nos fuimos del lugar. Nunca supe si llevaba pistolones, pero a cada momento, los veía en sus manos rudas de campesino. Esto que parece simpático, en realidad no lo es. La Fiscalía General de México, anunció que en el mes de julio recién pasado, se habían reportado 2.572 asesinatos. En Siria y los campos dominados por el Estado Islámico, con centenares de aviones de combate, batallas diarias, y la participación de una docena de países, todos armados hasta los dientes, se reportaban ese mismo mes 282 fallecidos. Pero no es todo, al día siguiente se informaba que "en Veracruz, se había descubierto una fosa con 250 cadáveres". El fiscal general, se apresuró a decir que la cifra de asesinatos entregada por él, "no había contemplado estos cuerpos descubiertos en el día de ayer". Entonces, los muertos de México sumaban en la realidad, 2.822 cadáveres asesinados, es decir 91 muertos diarios, sólo en el mes de julio.

La muerte, puede tener distintas connotaciones, pero al final del día, eso no importa, la muerte, aunque le pongamos apellidos, es una sola. El fin de la vida. Recuerdo, conversando con el canciller de Vietnam, viajábamos juntos en el mismo avión de Hanoi a Bagkok, Tailandia.  Me comentaba sobre los muertos vietnamitas en, "lo que Uds. llaman Guerra de Vietnam, y nosotros decimos, nuestra Revolución. Fueron seis millones. Ningún hogar de Vietnam dejó de perder a un ser querido en esta acción militar del glorioso pueblo vietnamita y por tanto, hay mucho dolor. Sin embargo, aunque grande es ese dolor, no es más grande que el futuro de Vietnam". Se desprendía de sus palabras algún significado glorioso para el futuro de su pueblo, situación muy lejana a los casi 27.000 asesinatos ocurridos en México el año pasado. Ninguna autoridad mundial se preocupa de ellos, salvo Trump que trata de obligar a los mexicanos financiar un muro para evitar que toda esa violencia, traspase los límites de su país con los aztecas.

Cuentas claras. En México, los Derechos Humanos han triunfado, no hay pena de muerte. Es mejor que se maten entre ellos.

Mario Ríos Santander.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes