miércoles 16 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Opinión

Nuestra música, nuestra esencia

Rodrigo Díaz, intendente de la región del Biobío


 Por Zazil-Ha Troncoso

06-08-2017_19-02-591__RodrigoDíazWörner

No somos prisioneros del destino, nuestras acciones importan. Las ideas creativas bien ejecutadas se convierten en verdaderas revoluciones. Una persona, en el lugar preciso, con el respaldo necesario, es capaz de articular un cambio imparable. Américo Giusti Muñoz es esa persona y las orquestas juveniles son esa revolución. Su historia es admirable, y hablar sobre él es también referirnos a Violeta Parra y Víctor Jara; es adentrarnos en la vida de jóvenes que nacen en un sistema desigual, y gracias al arte, toman las riendas de su vida y cambian su destino.

La Orquesta Sinfónica Juvenil de Curanilahue nació bajo el alero de Giusti en 1995, rescatando el talento de varias decenas de jóvenes en una comuna que en ese tiempo era la de mayor cesantía y pobreza de Chile. Herederos de la cultura musical que circula por las venas de nuestra región, los adolescentes que tomaron violines, flautas y guitarras aprendieron a trabajar por su pasión, a soñar en grande y a perfeccionar sus capacidades.

Hoy, cuando miramos hacia atrás, vemos a esos jóvenes convertidos en profesionales de las artes, la docencia, la medicina y la ingeniería. Hoy, cuando repasamos lo sembrado por un grupo de profesores de música que partieron en una pequeña sala del Liceo Mariano Latorre de Curanilahue, vemos más de 400 orquestas juveniles e infantiles repartidas por todo el país.

Así se hacen los cambios, así se genera progreso. Esta semana visitamos a Américo Giusti, luego de que el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes le entregara la Orden al Mérito Artístico y Cultural Pablo Neruda, para reconocer el tremendo aporte que ha hecho a la cultura y el arte, sumándose al grupo de destacados exponentes que también han recibido esta distinción, como Ennio Morricone, Plácido Domingo, Paz Errázuriz, Jorge González y Lucho Gatica.  

La distinción se le entregó en el marco del Encuentro Regional de Orquestas Juveniles e Infantiles, que se realizó en el Gimnasio Municipal de Concepción, donde participaron 37 orquestas conformadas por 487 jóvenes de 27 comunas del Biobío, recuperando la tradición que se instauró hace años con los festivales culturales de invierno, destacando el rol de las orquestas y reafirmando nuestro compromiso para que el Teatro Regional del Biobío, que ya presenta más de 70% de avance, sea escenario para estos jóvenes talentos.

Nuestra música es nuestra esencia. Somos cuna de los hermanos Parra y de Víctor Jara, de Los Tres, Los Bunkers y Los Ángeles Negros. Somos una tierra de orquestas sinfónicas y de música en bares. Por eso reafirmamos nuestro compromiso con Américo Giusti, garantizando que seguiremos apoyando a nuestros próceres juveniles que aparecen en Arauco, Biobío, Ñuble y Concepción. Por eso, el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes y el Consejo Regional del Biobío apoyan el Programa Expresión Biobío, con una inversión que supera los mil millones de pesos.

Estos son hechos y no palabras. Son más de 11 mil los estudiantes de establecimientos educacionales municipales que se beneficiarán con esta iniciativa y que girarán por las provincias de nuestra región para presentarse ante diversos públicos. Nuestra música es nuestra esencia y la seguiremos apoyando. Nuestros jóvenes talentos no pueden esperar.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes