lunes 14 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Opinión

¡¡Alerta!! Nuestras araucarias se están secando

Diputado Roberto Poblete


 Por Zazil-Ha Troncoso

01-08-2017_20-25-201__RobertoPoblete

La araucaria (Araucaria araucana) es una especie conífera siempre verde distribuida en la Cordillera de los Andes entre los paralelos 37° 40' y los 40° 30' de latitud sur, y en la Cordillera de Nahuelbuta entre los paralelos 37° 30' y 38° 40' latitud sur.

Los bosques de araucaria han sido históricamente importantes desde el punto de vista etnobiológico, científico y socioeconómico.

Esta especie se encuentra declarada monumento natural desde 1990 por el D.S. N° 43 del Ministerio de Agricultura, el que prohíbe su explotación. Además, fue clasificada como “vulnerable” por el D.S. N° 51 de Segpres, de 2008. En el año 2013, según los criterios de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), es categorizada “en peligro de extinción”. En la ley sobre recuperación del bosque nativo y fomento forestal N°20.283, el Ministerio de Agricultura prohíbe en el artículo 19 la corta de la araucaria, con excepción de fines de investigación científicos y sanitarios.

En enero de 2016, en la Reserva Nacional Ralco se detectó una enfermedad desconocida en las araucarias, que presentaban daños en su copa y ramas con distinta severidad, así como también se observó la mortalidad de árboles. Los síntomas de esta enfermedad se caracterizan por la pérdida de color verde de las hojas en las ramas inferiores, pasando a tonalidades café hasta secarse.

Existen diversas hipótesis respecto a las causas de la enfermedad de las araucarias, tales como ataque de agentes patógenos –hongos o bacterias–, cambio climático, régimen de hambre de las araucarias o problemas en su genoma.

Existen universidades, centros de investigación y diversas empresas que participan actualmente en el análisis del problema de las araucarias, como también una mesa técnica dirigida por Conaf, con la participación del SAG, Infor, Universidad de Concepción, Pontificia U. Católica, U. Austral, U. Mayor, U. de la Frontera, Museo de Historia Natural y el sector privado, representado por Bioforest y Forestal Mininco. Estas se encuentran realizando estudios científicos que buscan las causantes de la enfermedad. Espera que los resultados de estos estudios estén disponibles a la brevedad.

Los días 3 y 4 de agosto, con el alcalde Nivaldo Piñaleo de Alto Biobío, hemos organizado un primer encuentro sobre este preocupante tema, al que se ha invitado a todos aquellos que tengan conocimientos sobre nuestras araucarias. Queremos saber qué está pasando con nuestros árboles sagrados, que está sucediendo que se mueren estos testigos milenarios del devenir de la historia del ser humano. Queremos saber –ciudadanía y autoridades– qué hicimos mal y qué debemos hacer para remediar este desastre.  Este no es un problema sólo de los pehuenches (sin pehuén no hay pehuenche) o de las regiones que tienen araucarias, o de nuestro país. Es un grave problema planetario, es un problema de todos.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes