suscríbete al boletín diario

Opinión

El liderazgo Autocrítico: Un liderazgo que Chile necesita

Bryan Smith Observa Biobío


 Por La Tribuna

23-03-2017_20-53-57BryanSmith

¡Participemos! formemos ONG, vamos a la Junta de Vecinos y comencemos por cambiar nuestros barrios. Ganemos esos espacios de liderazgos y desde este presente formemos un mejor futuro para nuestro Chile.

 

 La era de los patrones ya paso. No estamos para continuar con el patronazgo definido por nacimiento, estamos en tiempos de líderes, los cuales se deben forjar por esfuerzo, por mérito, deben demostrar a sus pares, a la ciudadanía, las capacidades que han obtenido por su experiencia de vida y así, merecer el honor de liderar.

No es que la ciudadanía haya perdido el respeto por las autoridades, todo lo contrario, fueron las mismas autoridades quienes no han estado a la altura, quienes con sus actos han demostrado no merecer el respeto de la ciudadanía. Casos de colusión, corrupción, malversación de fondos públicos y abuso de poder, son argumentos más que suficientes para que hasta el más optimista pierda el respeto ¿Cómo es posible que sigamos confiando en los mismos que nos han fallado tantas veces? ¿Cómo es posible que además digamos que se perdió el respeto por las autoridades, cuando las autoridades no nos han respetado?

Pasan años y años en sus cargos sin generar cambios significativos ni evidentes en el desarrollo histórico y social de Chile. El sueldo mínimo, sigue siendo “demasiado mínimo” aún hay gente en condición de calle, aún hay gente esperando viviendas y lo que es peor, en 27 años de la vuelta a la Democracia, nuestras autoridades no han sido capaces de sanear la situación de los adultos mayores, no han sido capaces de proteger a nuestros niños más desvalidos, como ellos no votan ni marchan, no aparecen en el radar de nuestros representantes y así fue como llegamos al problema más terrible, doloroso y vergonzoso de nuestra historia reciente, el Sename.

Nuestras actuales autoridades, simple y llanamente no están a la altura, carecen de la capacidad más importante a la hora de liderar, nos referimos a la autocrítica. No son capaces en primer lugar de asumir sus errores y dar cara a la ciudadanía con las correspondientes disculpas y en muchos casos, con su carta de renuncia, de abdicación en la mano. Eso es falta de ética. Parece que en verdad están convencidos de que su actuar está bien, que merecen (al parecer por su condición de autoridades) privilegios auto otorgados que, ante los ojos de la ciudadanía, son considerados actos de corrupción. Pero no, no muestran arrepentimiento.

Con estas palabras, hago un modesto llamado a la autocrítica y reflexión, no solo de parte de las autoridades, más bien a todos nosotros como integrantes de la sociedad. Hago un llamado a esos líderes, a los de mi generación que creen que no tienen cabida en la conducción del país o en la resolución de las problemáticas de la nación a integrase a aportar con ideas y trabajar por mejorar la cosa pública. Un llamado a todos los ciudadanos a votar, por quienes quieran, pero ejerzamos nuestro derecho, lo ideal sería votar por caras nuevas, en eso creo que muchos están de acuerdo.

¡Participemos! formemos ONG, vamos a la Junta de Vecinos y comencemos por cambiar nuestros barrios. Ganemos esos espacios de liderazgos y desde este presente formemos un mejor futuro para nuestro Chile.

Es posible ser un mejor país, pero depende de todos, dejemos la crítica, identifiquemos los problemas y busquemos soluciones, créanme (parafraseando a Albert Einstein) probando con los mismos ingredientes y la misma receta una y otra vez, no obtendremos un mejor biscocho. Busquemos alternativas, no tengamos miedo a las caras nuevas, démonos a nosotros mismos la oportunidad de buscar otros horizontes, otros liderazgos.

Bryan Smith

Observa Biobío

 

 

 

 

 

 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes