suscríbete al boletín diario

Opinión

Educación ambiental y resguardos frente a la emergencia

Héctor Flores Méndez, ingeniero civil ambiental, Complejo Asistencial “Dr. Víctor Ríos Ruiz”


 Por La Tribuna

30-01-2017_20-55-51HéctorFlores

A propósito del Día Mundial de la Educación Ambiental, ¿qué tan educados somos? Una de las mayores motivaciones de cuidar nuestro medio ambiente hoy es el poder darle a las futuras generaciones las mismas oportunidades que tuvimos de disfrutar de la naturaleza, sus ciclos y su biodiversidad, entre otras cosas.

Este 26 de enero se celebró a nivel mundial el Día de la Educación Ambiental, que tuvo su origen en 1975, año en el que se celebró en Belgrado (capital de la república de Serbia) el Seminario Internacional de Educación Ambiental, en el que participaron expertos de más de 70 países y como resultado se publicó la Carta de Belgrado, en la cual se plasman las reivindicaciones fundamentales de la educación ambiental, y desde entonces la mayor herramienta con la que contamos para este propósito, más aún en tiempos en los que el cambio climático está poniendo en crisis el equilibrio medioambiental.

Debido a la actual situación que se está desarrollando en nuestro país con los incendios forestales, como Complejo Asistencial y miembros de la red global de hospitales verdes y saludables, en la cual reconocemos la relación que existe entre la salud humana y el medio ambiente, queremos adherirnos y entregarte algunas recomendaciones. 

La exposición al humo de los incendios forestales puede ocasionar irritación ocular y respiratoria, y también potenciar enfermedades respiratorias crónicas. La mayoría de las personas pueden recuperarse rápidamente sin consecuencias en su salud, pero algunos grupos de la población pueden sufrir efectos más severos.

Procure evitar áreas con alta contaminación por humo y proteger la salud de las personas más vulnerables como aquellas con asma y otras enfermedades respiratorias, como enfisema y bronquitis crónica, y aquellas con enfermedades cardiovasculares, así como adultos mayores, niños y embarazadas.

Siga estas recomendaciones: niños, adultos mayores y portadores de enfermedades respiratorias y cardiovasculares deben permanecer en su domicilio con las ventanas cerradas.

Si va a utilizar alguna protección respiratoria, utilice pañuelos húmedos cubriendo boca y nariz o el uso de mascarilla contra partículas certificada, la cual le brindará cierta protección respiratoria.

Tampoco realice actividades deportivas tanto individuales como masivas, lo que podría perjudicar su salud, y elimine otras fuentes de contaminación del aire intradomiciliario (no fume cigarrillos ni prenda velas e inciensos).

Si conduce por áreas de poca visibilidad por el humo, disminuya la velocidad y cierre las ventanas del vehículo. Si siente malestar ocular o respiratorio debido al humo, acuda al Sapu más cercano, donde recibirá atención médica.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes