suscríbete al boletín diario

Opinión

Cuidemos a los niños y movámonos con responsabilidad

Andrea Saldaña León Directora regional Junji Biobío


 Por La Tribuna

18-01-2017_20-06-22AndreaSaldañaJunji

Según la Organización Mundial de la Salud los accidentes de tránsito causan la muerte de aproximadamente 1,24 millones de personas cada año en todo el mundo, de las cuales, más de 180 mil son niños y niñas.

 

Desde principios de enero, como Junta Nacional de Jardines Infantiles, estamos apoyando a la Comisión Nacional de Seguridad del Tránsito (Conaset) y el Ministerio de Transportes en diversas acciones enfocadas principalmente a la protección y seguridad de los niños y niñas, el tesoro de nuestra sociedad. Se trata de lograr interés en colaborar y contribuir con la seguridad del tránsito en nuestra región y país. Datos reales nos alarman. Según la Organización Mundial de la Salud los accidentes de tránsito causan la muerte de aproximadamente 1,24 millones de personas cada año en todo el mundo, de las cuales, más de 180 mil son niños y niñas. Es decir, se estima que cada día mueren más de 500 niños en siniestros viales en el mundo y miles resultan lesionados. Mientras que en Chile, la primera causa de muerte externa de niños/as entre 1 y 14 años son los accidentes de tránsito. Sólo para profundizar en este aspecto, los niños de 0 a 12 años víctimas de accidentes de tránsito en la mayoría son pasajeros de vehículos particulares: el 69% de los niños fallecidos y el 64% de los lesionados son involucrados en un accidente en calidad de pasajero de vehículo particular. Concretamente, en los últimos 10 años fallecieron 290 niños de 0 a 12 años al interior de un vehículo particular y quedaron lesionados de diversa consideración 23.177 niños.

En nuestro sitio web www.junji.cl, hay una encuesta #Muéveteconresponsabilidad, que puede conocer y responder a fin de saber su percepción y experiencia en relación a la seguridad en el traslado de niños y niñas en vehículos. Sus respuestas serán anónimas, confidenciales y con fines netamente estadísticos, por lo que su participación quedará en absoluta reserva. Es que moverse con responsabilidad es un desafío que todos debemos tener, protegiendo a los más pequeños del hogar. Por lo mismo, estamos entregando consejos, a las familias de nuestros jardines infantiles y salas cuna, en el marco de la Ley 20.904 que entró en vigencia el 16 de marzo del año pasado para proteger los viajes de los niños y niñas. La normativa legal exige que siempre deben trasladarse en sillas de retención y a partir del próximo 17 de marzo se vuelve exigible desde la primera infancia hasta los 8 años edad. Es un esfuerzo posible de realizar en unión familiar, adquiriendo este sistema de seguridad obligatorio por ley. Son los padres y madres quienes deben convertirse en los primeros fiscalizadores, no aceptando jamás viajar con un lactante en brazos, ni sujetar a los más grandes para evitar accidentes de tránsito. Los hechos demuestran que no es posible.

Por eso, nos sumamos al llamado de la Seremi de Transportes del Biobío para llevarlos siempre en su silla, por más corto que sea el trayecto y aunque el niño/a se resista. Acuérdese que la mejor silla no es la de mayor precio, sino aquella que es adecuada para la edad, peso y talla del niño, según el vehículo y que sea fácil de instalar. Comience a dar el ejemplo en estos días de vacaciones y viajes, enfatizando que todos los ocupantes del auto deben utilizar cinturón, no solamente los más pequeños, recuerde que los niños aprenden observando e imitando la conducta de los adultos responsables. Un bebé desde que sale del hospital, debe ser trasladado en su silla como su primer viaje. Su vida no tiene precio y por esta razón, conocer y tener  los elementos de retención para niños/as, ya sean nidos, sillas o butacas, son la mejor protección que podemos ofrecer a los menores cuando viajan en un vehículo. Estudios publicados por la OMS indican que los sistemas de retención infantil correctamente instalados previenen entre un 50% y un 80%  las lesiones mortales y graves de los niños y niñas pasajeros ante un accidente de tránsito.

Recuerde que con la entrada en vigencia de la ley en marzo próximo, la edad de uso de estos sistemas, se amplía a los 8 años inclusive. Además, se incorpora la variable de peso y talla, es decir, que tenga 135 cm y 33 kg. Los niños/as no podrán viajar en los asientos delanteros antes de los 12 años de edad. Trasladarlos sin un sistema de retención infantil o en el asiento delantero, será considerado una falta gravísima, aunque lo peor, será la peligrosa negligencia al no ser responsable de la vida de un niño.

Andrea Saldaña León

Directora regional Junji Biobío

 

 

 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes