suscríbete al boletín diario

Opinión

Alimentación post fiestas

Celedina Valdés Saavedra Nutricionista Complejo Asistencial “Dr. Víctor Ríos Ruiz”


 Por La Tribuna

09-01-2017_21-22-05CeledinaValdés

Restringir el consumo de algún alimento a cero no es una buena recomendación, aunque diferentes “métodos” para bajar de peso lo promuevan. El pan, pastas, arroz y cereales en general, deben consumirse con moderación.

 

Hace unos días, cerramos el año 2016, lo cual nos ofrece un momento para reflexionar y hacer un balance sobre nuestra vida laboral, sentimental y por qué no también sobre nuestra salud. Las últimas semanas del año estuvieron cargadas de celebraciones como Navidad y Año nuevo, las que fueron  acompañadas de una rica comida y abundante bebida en compañía de nuestra familia, amigos y compañeros de trabajo. Si nos hemos portado mal, nos hacemos la promesa de que, con el inicio del nuevo año, “empezaremos la dieta” o nos inscribiremos en el gimnasio.

Para disminuir la culpa y comenzar a hacer algo con respecto a los estragos de las celebraciones de final de año, tenemos los siguientes tips para la alimentación post fiestas.

Primero, no es necesario entrar en modo de ayuno, o comer solo ensaladas y agua, la recomendación para retomar el equilibrio de nuestro organismo es evitar las preparaciones como las frituras, asados, aderezos, salsas, bebidas y el alcohol, típicas de las fiestas.

Durante los siguientes días, una dieta liviana con alimentos cocidos y con bajo aporte de grasas es una opción, en especial para quienes el exceso le dejó molestias gástricas. Una correcta hidratación o rehidratación dependiendo cual sea el caso, es necesaria, 6 a 8 vasos de agua  al día constituyen la cantidad mínima para hidratarse y permitir que nuestro riñón elimine las toxinas que hemos acumulados, eso sí dejando de lado las bebidas azucaradas, néctar o los jugos con azúcar añadida. Los alimentos sólidos con exceso de azúcar, como tortas, queques, helados, dulces o cualquier golosina también deberían consumirse al mínimo.

Como mencione antes, restringir el consumo de algún alimento a cero no es una buena recomendación, aunque diferentes “métodos” para bajar de peso lo promuevan. El pan, pastas, arroz y cereales en general, deben consumirse con moderación y prefiriendo los de tipo integral, ya que aportan mayor cantidad de fibra, mejorando el tránsito intestinal y la regulando el azúcar en sangre.

Hay que tener cuidado con el tipo de carne que consumimos, la de cerdo, cordero, vacuno y/o los interiores de animales son altos en calorías, embutidos u otros derivados de las carnes como la longaniza, choricillo, paté, cecinas y vienesas aportan gran cantidad de grasas saturadas y calorías, por lo que preferir carnes blancas como el pollo, pavo o pescado mejorará su perfil lipídico y lo ayudará a rebajar los kilos extras.

Esto tips básicos de alimentación post fiestas, deben ir acompañados de ejercicio físico, indicado por un profesional y de forma gradual, de acuerdo a su condición física, esto le ayudará a llegar las metas de peso que se halla puesto y mantenerlas en el tiempo.

Recuerde todos los excesos son malos, la clave es mantenernos activos y con una alimentación balanceada durante todo el año.

Celedina Valdés Saavedra

Nutricionista

Complejo Asistencial “Dr. Víctor Ríos Ruiz”

 

 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes