suscríbete al boletín diario

Opinión

Células madre en medicina veterinaria

Francisca Bahamondes, tesista en el Centro de Medicina Regenerativa, Facultad de Medicina Clínica Alemana, Universidad del Desarrollo


 Por La Tribuna

08-01-2017_21-26-02Francisca-Bahamondes-2-960x946

El descubrimiento de las células madre revolucionó las ciencias médicas ante la posibilidad de tener una herramienta biológica que permitiría generar diversos tejidos especializados a partir de un solo tipo celular. Se generaron grandes expectativas no sólo en medicina humana, sino que también en medicina veterinaria.

Estas grandes expectativas han generado una enorme brecha entre los resultados científicos demostrados en diversas patologías y los resultados ofrecidos a nivel comercial.  Esta condición obliga a  la comunidad veterinaria a mantenerse informada, discriminando sobre lo confirmado vs. lo aún en estudio.

En medicina veterinaria se utilizan células madre adultas autólogas, derivadas principalmente de médula ósea en caballos y tejido adiposo en perros.

Por otro lado, está aún en etapa de estudio clínico la terapia de células madre en insuficiencia renal aguda y crónica, insuficiencia hepática, diabetes tipo I, enfermedad inflamatoria intestinal, hernia discal, úlceras orales y heridas cutáneas.

Otro aspecto importante a destacar en medicina regenerativa veterinaria es que existen dos tipos de productos ofrecidos por las compañías biotecnológicas asociados a células madre.

El primero corresponde a preparados de células madres cultivadas durante siete a 15 días, donde el 99% de la muestra equivale a células madre, las cuales pueden ser aisladas a partir de médula ósea o tejido adiposo. 

El segundo corresponde a un concentrado de tejido adiposo preparado en cuatro a seis horas denominado fracción vascular estromal, y constituye un concentrado heterogéneo de células en las que se encuentran células endoteliales, fibroblastos, adipocitos, linfocitos-T, macrófagos antiinflamatorios, pericitos y una concentración de 15-30% de células madre.

Marcadas diferencias existen entre la utilización de células madre cultivadas y los concentrados heterogéneos. En el primer caso, se utiliza una concentración conocida de células madre en una cantidad elevada. En el segundo caso, sólo es posible cuantificar las células mononucleares, siendo desconocido el número total de células madres a administrarse, además de encontrarse en una proporción menor.

Esta heterogeneidad celular se suma a que este concentrado es también  ofrecido en combinación con plasma rico en plaquetas, lo que hace aún menos cuantificable la verdadera acción de las células madre.

Un contexto regulatorio legal poco estricto nos obliga como médicos veterinarios o como dueños de una mascota a mantenernos informados respecto al tema, ya que se pone en riesgo la confianza entre ambas partes al involucrar un importante costo monetario y emocional.

Sólo la realización rigurosa de estudios clínicos y la información transparente de ellos permitirán seguir esperanzados y con reales expectativas de una terapia que, sin duda alguna, está revolucionando la forma de tratar a nuestros animales.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes