suscríbete al boletín diario

Opinión

La crisis del trabajo y el desafío de emprender

Roger Sepúlveda Carrasco Rector Universidad Santo Tomás


 Por La Tribuna

06-01-2017_21-14-07RogerSepulveda

 

Hoy nuestro país está discutiendo los pro y contra de una reforma laboral que según los expertos parece descontextuada pues se basa en paradigmas atribuibles a una economía industrial propia del siglo pasado, con sistemas económicos cerrados, sustitutivos de importaciones y de un ideal de trabajo nada más lejano de una economía global, abierta al mundo, basada en el conocimiento y la innovación como corresponde al paradigma vigente. Tanto es así, que se pone en prioridad una parte pequeña del mercado del trabajo que no se ajusta a los reales intereses de los jóvenes que hoy ingresan al mercado del trabajo, los cuales se caracterizan por ser multitarea, emprendedores, inmediatos, respetuosos de la diversidad y de la libertad en el más amplio sentido.

El trabajo como lo hemos conocido hasta ahora está en franca retirada, las fronteras de las profesiones, carreras y puestos de trabajo están cada vez más difusas y obligan a las personas a desafiar creativamente muchas de las prácticas laborales que antes se honraban para sumarse al ritmo de la innovación continua al que se mueven las organizaciones.

Recientemente una empresa de capital humano publicó un estudio que revela que el 60% de los trabajadores en Chile no ejerce su profesión y una de las explicaciones es por que quienes no están contentos con su empleo directamente buscan otras oportunidades.

Todo lo anterior nos lleva por un solo camino, el de la innovación y el emprendimiento, que más allá de los slogans o modas se convierte en un imperativo para enfrentar las nuevas organizaciones que se caracterizan por tener una estructura liviana y eficiente, generalmente con pocos ejecutivos y una importante cantidad de personal con mayores facultades de decisión o empoderamiento y cubriendo muchas de sus necesidades vía outsourcing o a través de ex – trabajadores que pasan a transformarse en proveedores independientes de su empleador. Aquí la capacidad de reinventarse es fundamental, así como el agregar nuevas herramientas y habilidades a la forma de enfrentar la vida. En esta oportunidad quisiera detenerme en una de las principales condiciones que debe tener un emprendedor, una que se observa al analizar la vida de los grandes hombres y mujeres, de los genios de la música, de las artes, de la literatura, de las ciencias, veremos que además de las condiciones innatas, que hicieron de ellos grandes personajes de la historia, apreciaremos que poseían además de talentos que desarrollaron de una manera prodigiosa durante su vida, algunas virtudes comunes entre las que se destaca, fundamentalmente, la perseverancia.

Son los emprendedores un eslabón fundamental para la economía y para el desarrollo y crecimiento de la sociedad del Siglo XXI.

Roger Sepúlveda Carrasco

Rector Universidad Santo Tomás

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes