suscríbete al boletín diario

Opinión

Acerca de los restos incaicos hallados en la plaza O'Higgins

Gonzalo Serrano Facultad de Artes Liberales Universidad Adolfo Ibáñez


 Por La Tribuna

04-01-2017_20-29-57GonzaloSerrano

Finalmente, pero no menos importante, queda como tarea para las autoridades preservar estos vestigios en armonía con las obras modernizadoras que se están emprendiendo, para reconstruir una historia de la que sólo tenemos una parte.

 

El descubrimiento de vestigios prehispánicos en excavaciones realizadas en la Avenida Argentina, en lo que correspondía al antiguo estero de Las Delicias, permite derribar algunos mitos respecto al proceso de conquista que se llevó a cabo hace más de cinco siglos.

Por lo mismo, corresponde diferenciar lo que realmente sucedió con el relato de estos hechos. En ese sentido, contamos con sólo una parte de la historia, aquella que fue contada por los españoles con una doble intencionalidad: primero, trascender en el tiempo por intermedio de un relato épico y, segundo, obtener la gracia y compensación del monarca. Los nativos, en cambio, al no tener desarrollada la escritura, no dejaron testimonio de cómo realmente fue el proceso visto por los sometidos.

En esta misma línea, el relato de la conquista que nos llega a través de los cronistas hispanos induce a creer que ellos iniciaron la fundación de ciudades a partir de la nada lo que, desde una perspectiva lógica, resulta discutible.

Si la conquista pudo tener el éxito que tuvo, no fue ni por los caballos, ni por las armas de fuego, ni tampoco por las armaduras que protegían a los conquistadores. Los españoles pudieron ejecutar el control del territorio gracias a la presencia de indios amigos, tribus que habían sido sometidas por los aztecas en el norte, los mayas en el centro de América y los incas en el sur. Para estos indígenas los españoles fueron una oportunidad para salir de ese control y vengarse de todos los abusos que implicaba el sometimiento de un grupo hacia otro.

Sin embargo, esta es una historia políticamente incorrecta. Desde la llegada de Colón hasta el día de hoy, hay una lucha entre una mirada idealizada y una leyenda negra de la conquista, siendo esta última la que pervive con más fuerza y que trata de imaginar una América prehispánica como una especie de Edén que fue interrumpido, de forma abrupta, por la llegada del hombre civilizado.

Lo cierto es que, para la mayoría de los indígenas, aquellos que estuvieron sometidos al imperio azteca o incaico y luego al imperio español, su vida siguió siendo, después de la conquista, tan miserable como lo era antes de 1492.

Finalmente, pero no menos importante, queda como tarea para las autoridades preservar estos vestigios en armonía con las obras modernizadoras que se están emprendiendo, para reconstruir una historia de la que sólo tenemos una parte.

Gonzalo Serrano

Facultad de Artes Liberales

Universidad Adolfo Ibáñez

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes