jueves 19 de septiembre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Opinión

Derechos generales en las fiestas de fin de año

Juan Pablo Pinto, director regional del Serna, región del Biobío


 Por Zazil-Ha Troncoso

25-12-2016_18-55-22JuanPabloPintoGeldrez

Como es tradicional, las fiestas que se organizan para celebrar el Año Nuevo son variadas. En este contexto, es importante que los consumidores no olviden sus derechos y se atrevan a ejercerlos.

El principal derecho es que el evento se desarrolle con seguridad, lo que incluye que cuente con las autorizaciones correspondientes que lo garanticen.

Las entradas vendidas deben corresponder a la capacidad real del recinto, pues la Ley de Protección de los Derechos de los Consumidores (LPC) sanciona la sobreventa, porque pone en riesgo la seguridad de quienes asisten.

Asimismo, cualquier fiesta o espectáculo debe cumplir con las condiciones objetivas informadas o publicitadas. Esto es, si por ejemplo se ofreció bar abierto toda la noche, determinado artista y ubicación, es eso lo que el consumidor debe recibir.

Por ello es recomendable guardar los soportes publicitarios y la entrada, en caso de que exista algún incumplimiento de lo prometido.

Los consumidores tienen derecho a no ser discriminados arbitrariamente por razones de raza, condición social, aspecto físico, género o edad, y a que no se les niegue injustificadamente el servicio.  Eso implica que los carteles del tipo “nos reservamos el derecho de admisión” no tienen validez, pues dejan la puerta abierta para eventuales discriminaciones al no especificar criterios objetivos.

Ante la suspensión del espectáculo o cambio de las condiciones contratadas, los consumidores tienen derecho a que se les devuelva todo lo pagado, incluyendo el cargo por servicio de las ticketeras, como lo han ratificado los mismos tribunales en varios casos.

Los consumidores tienen derecho a ser indemnizados por todos los daños que el cambio del evento o cualquier incumplimiento les haya causado.

El llamado del Sernac a los consumidores es que para poder ejercer sus derechos, siempre contraten este tipo de servicios en el comercio establecido, adquiriendo entradas con anterioridad y no compradas en la calle, arriesgándose a falsificaciones o sobreprecios.

Si la idea es asistir a un pub, es importante que los consumidores recuerden que tienen derecho a que el local cuente con todas las condiciones de seguridad necesarias para evitar cualquier riesgo, así como los alimentos que se expendan deben respetar las exigencias sanitarias.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes