suscríbete al boletín diario

Opinión

¿Populismos mentirosos?

Mario Ríos Santander


 Por La Tribuna

13-12-2016_20-03-58MARIORIOS

Las policías, tienen la capacidad de no permitir el ingreso de mentirosos. Tampoco de quienes tengan antecedentes delictuales, ni menos, de quienes, a simple vista, se les reconoce viajeros sustentados por mafias internacionales.

 

Últimamente, cualquier opinión que refleje un anhelo ciudadano serio y que no ha sido materia de estudio y opinión de una coalición política, se le declara sin más ni más como populista. Luego viene la encuesta, y lo que fue declarado por algunos como populista, en realidad era muy popular. Entonces se responde, (típico), anunciando el envío de un proyecto de Ley, como si ésta, la ley, fuese el remedio de nuestras propias incapacidades o peor, nuestras mediocridades.

El senador Ossandón, se le ocurrió decir que, “hay que preocuparse de los migrantes que llegan a Chile mintiendo, (anuncian que son turistas y luego se quedan en el territorio), o peor aun, de aquellos que se han instalado como mafias delictuales, ejemplarizando a la ciudad de  Coronel, en que un grupo de colombianos se han instalado con una verdadera empresa de despojo y coacción en contra de quienes, con intereses usureros,  son explotados dramáticamente”. Como respuesta, recibió una andanada de críticas, echándole encima los derechos humanos, (materia siempre recurrida), calificándolo de “xenófobo”, “racista”, para concluir con el apelativo de “populista”. Sin embargo, la encuesta que le siguió, concluyó que el 75% de los chilenos piensan igual. Tal hecho, empujó a otros actores públicos, en este caso, sacerdotes y conocidos personeros del mundo social, advirtiendo que, “se ha iniciado un ataque encubierto a la emigración”, agregando que “ello representa lo peor de los derechos humanos”, recordando de paso a Donald Trump, que prometió sacar de EE.UU a todos los indocumentados, (Obama superó los 3 millones de mexicanos expulsados…), “situando a Chile como nación xenófoba”. Es decir, todas las penas del infierno y algo más.

Pero, ¿era realmente un asunto populista? Claramente no. Y la prueba es que se acelera una nueva ley migratoria ya que la anterior, “data de los tiempos de Pinochet”, como si esa razón ya es suficiente para modificarla. Es curioso que los mismos que quieren que la puerta de Chile esté abierta para cuantos quieran ingresar y en la forma que lo deseen, atacan de paso a Pinochet, en circunstancias que la actual ley, la de Pinochet, es la que permite a todos ingresar a Chile.

Pero, ¿está bien aceptar esta emigración que, incluso tiene aviones propios para traer, pasaje completo, 200 o más haitianos diarios a Chile, viaje “turístico”, administrado por los eternos delincuentes que, “no se pierden ni una?”. En verdad Ossandón tenía razón. El problema es que la falta de capacidad  administrativa y ejecutiva del servicio exterior chileno y de la propia policía de aeropuerto, es de tal magnitud que han debido provocar este debate “populista” para arreglar lo que ellos han sido incapaces. La actual ley, bien administrada, es suficiente. Las policías, tienen la capacidad de no permitir el ingreso de mentirosos. Tampoco de quienes tengan antecedentes delictuales, ni menos, de quienes, a simple vista, se les reconoce viajeros sustentados por mafias internacionales como se ha comprobado su existencia en estos días. ¿Qué dirá la ley que se anuncia?. Nada nuevo, salvo que exija niveles superiores de educación, (como ocurre con Nueva Zelandia y Australia), y que señale el lugar de trabajo y el contrato correspondiente. Es decir, lo mismo que puede exigirse hoy con la actual ley. Ello volverá a lo primero, los “populismos mentirosos”, aquellos que se anuncian como populista, sin base, inocuo, pero que en la realidad, es una manifestación de la incompetencia del Estado chileno. Resultado, humildes haitianos comienzan a deambular por las calles de Chile. Igual peruanos, bolivianos, otros, colombianos…y aparece la discriminación, es decir, un problema por mala administración.

Mario Ríos Santander 

 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes