jueves 19 de septiembre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Opinión

Paridad de género, un desafío país

Enrique Inostroza Sanhueza Seremi de Gobierno Región del Biobío


 Por LESLIA JORQUERA

13-12-2016_20-07-02EnriqueInostroza

La identidad de género debe ocupar un lugar destacado en las políticas públicas, las empresas y los poderes del Estado, ya que las brechas de género también tienen efectos económicos y sociales. Latinoamérica está atenta a nuestro progreso.

 

La Presidenta Michelle Bachelet anunció la creación de una Iniciativa para la Paridad de Género en Chile. Una muestra más de su incansable convicción de generar igualdad de oportunidades a todos y todas las chilenas.

Se trata de una alianza público privada —impulsada a nivel internacional por el Foro Económico Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo— que busca reducir la brecha de género y aumentar la participación económica y el progreso de las mujeres en el mercado laboral.

La presidenta lo ha dicho claramente, “la equidad entre hombres y mujeres tiene una dimensión ética y también política, porque tiene una fuerte incidencia en el crecimiento económico”. En otras palabras, ésta es una tarea que apunta integralmente a nuestro desarrollo. 

En Chile esta política será implementada por el Grupo de Liderazgo, que entregó a la Mandataria un documento ejecutivo con las propuestas de acción y medidas que impulsará.

Este equipo de trabajo se ha puesto metas relevantes y complejas que sólo pueden ser alcanzadas por medio de la cooperación y el compromiso de diversos actores de la sociedad, es decir dependen en gran parte de factores culturales y estructurales. 

El gobierno está consciente de esta problemática y por tal motivo ha tomado una serie de medidas para empoderar a las mujeres, abrirles espacios de participación política y económica y ampliar sus derechos, como la creación del Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género; la instauración de una ley de cuotas que asegura que al menos el 40 por ciento de quienes compitan por un puesto en el Congreso sean mujeres; el aumento de mujeres en los directorios de las empresas públicas desde un 5,5 a un 39 por ciento en tres años y el desarrollo de programas para que puedan tener independencia económica y generar sus propios recursos.

Algunas de las medidas que se implementarán en Chile incluyen la generación de evidencia sobre los beneficios para las empresas de aumentar la participación femenina y la estandarización de una metodología para la medición y análisis de las brechas salariales. Se espera que este primer modelo con líneas de acción definidas, sirva como referente para su réplica y adaptación en otros países de América Latina y el Caribe.

La identidad de género debe ocupar un lugar destacado en las políticas públicas, las empresas y los poderes del Estado, ya que las brechas de género también tienen efectos económicos y sociales. Latinoamérica está atenta a nuestro progreso, estamos siendo una vez más pioneros en la materia. 

Enrique Inostroza Sanhueza

Seremi de Gobierno

Región del Biobío

 

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes